El borrador de Copenhague

untitled1-5.jpg

En el borrador de la Cumbre del Clima en Copenhague los países acuerdan movilizar en conjunto US$100.000 millones al año en 2020 para los países en desarrollo. Pero siguen sin definir los objetivos de emisiones para los países en desarrollo y los desarrollados. Como los intereses son contrapuestos, es difícil negociar, por eso es probable que las conversaciones sigan hasta mañana, a pesar de que la Cumbre termina hoy.

El último borrador aparecido es sólo el Acuerdo de Copenhague y no especifica si será una decisión de la Convención Marco de Naciones Unidas, lo que vincularía a EEUU y China, o sólo una declaración política. Lo que sí se mantiene es en este documento, es que la temperatura no puede subir más de dos grados centígrados.

China se niega a que la ONU audite sus emisiones, según Barack Obama, presidente de EEUU, eso es fundamental para llegar a un acuerdo. Nadie quiere aparecer como el que hizo fracasar la cumbre, pero hasta ahora los textos siguen y siguen, en el último dicen que las emisiones el 2050 tienen que ser la mitad que las de 1990.