Resurgimiento de la Energía Nuclear

amgtorus.jpg

A pocos días de Copenhaguen, existe un bullicio enorme en cuanto a los acuerdos que se puedan lograr. Muchas, sino todas las miradas, apuntan hacia China y el modelo de desarrollo que estipule. Pero qué soluciones son realmente tangibles? Un ciudadano promedio de China produce menos de la cuarta parte de GHG (Green House Gases o Gases Efecto Invernadero) que las de un estadounidense.
Este escenario ha potenciado el resurgimiento del interés por la energía nuclear.


Los argumentos a favor son los siguientes:

  1. Es una tecnología probada, que actualmente produce el 17% de la electricidad del mundo.
  2. La energía liberada por unidad de masa, durante la reacción nuclear, en comparación con la combustión química, hace a esta última ridículamente minúscula (por un factor de 1 millón por unida de masa).
  3. El volumen de residuos sólidos es pequeño y la radiotoxicidad de estos, decrece en muchos órdenes de magnitud en el primer mileno.
  4. A través de la elaboración de nuevos diseños de reactores y de ciclos avanzados de combustible nuclear, algunos de los contaminantes críticos, como el Np y el Pu, pueden ser eliminados.
  5. Y lo más importante es que no se generan GHG en los reactores.

2004110400041501.jpg

Pero si las ventajas son tan prometedoras, porque debería uno dudar de esta tecnología? Existen al menos 4 razones fundamentadas: (1) la seguridad de los reactores nucleares, (2) el manejo de los residuos nucleares, (3) la dependencia estratégica de países que posean combustible nuclear y, por último, (4) la posibilidad de generar armamento nuclear a partir de los residuos nucleares (Nominalmete sólo se requieren 6 kg de 239Pu para fabricar un arma nuclear).

Para que la energía nuclear tenga un impacto significativo en la reducción de GHG, entonces tiene que haber un incremento masivo y rápido de plantas nucleares. Las proyecciones de la demanda energética indican, que utilizando la tecnología actual de las centrales nucleares, se necesitarían 3500 centrales nuevas de 1GW(e), las cuales generarían anualmente 100.000 toneladas métricas de residuos nucleares. Sin embargo, ni siquiera con una proyección optimista del impacto futuro de las plantas nucleares, las emisiones de CO2 descenderían de los 5 billones de toneladas por año (comparadas con las 7 GtC/año actuales). Para alcanzar este incremento, se necesitaría aumentar la capacidad instalada de generación eléctrica mediante energía nuclear, en 2000 MW(e) cada mes, es decir, la creación de una central de 1 GW cada varias semanas.

Dista mucho de estar cerrado el debate por la energía nuclear, ya que más que una solución energética, es una solución estratégica.

(Saber más)