Slow life, vivir lento sin hacer demasiado

slowdown.jpg

Hoy más que nunca, vivimos en una desconexión con el medio natural y sus tiempos, habitando ciudades anónimas, sumidos en nuestro pequeño universo de preocupaciones. Este grand prix en el que pareciéramos vivir envuelve nuestra vida acelerándola, economizando cada segundo, rindiendo culto a una velocidad que no nos hace ser mejores.

Slow Life apela a un necesario cambio cultural hacia la desaceleración de nuestra forma de vida para un mayor disfrute de la misma; un cambio en nuestra forma de comer, de trabajar, de disfrutar el ocio y llevar las relaciones afectivas. El movimiento Slow propone tomar el control del tiempo más que someterse a su tiranía, y encontrar el equilibrio necesario para disfrutar de la vida.

Links:

Movimiento Slow (movimientoslow.com)
Campaña Slow Down Week (adbusters.com)