Arte y naturaleza, las intervenciones mínimas de Richard Long

18856wmacfarlane01a-2.jpg

Hablando de las interacciones entre arte y naturaleza, hemos conocido el trabajo del artista alemán Joseph Beuys y del inglés Andy Goldsworthy. Hoy es el turno de otro británico, Richard Long (1945), conocido por sus intervenciones mínimas en el paisaje.

Ganador del premio Turner (otorgado por la prestigiosa galería Tate y de los más importantes entregados en el Reino Unido), Long realiza obras interviniendo directamente y de manera sutil el paisaje natural, para luego registrarlo en fotografías. Su obra se caracteriza por elevar a la categoría de arte las rastros que dejan acciones mínimas como dormir una noche bajo un árbol (foto), caminar por el paisaje, o el reordenar algunas rocas y piedras.

La intención del artista es justamente llamar la atención sobre el impacto que causa el actuar humano sobre la naturaleza, por pequeña e insignificante que parezca su acción. Mediante sus acciones -o más bien el registro del impacto de sus acciones- Long nos muestra las consecuencias directas sobre el paisaje de nuestro habitar, de ahí la importancia en reducir ese impacto, en hacerlo tan mínimo, que si no lo registrásemos en fotografías la naturaleza pronto borraría nuestra huella delatora.

Long actualmente además de realizar intervenciones directas sobre el paisaje, trabaja dentro de galerías. Para mí, los trabajos que resultan más significativos, son los realizados en exteriores y cuya sutileza roza el silencio. Mira la galería de fotos después del salto