Salar o no salar

sal-1.jpg

Hoy en día la cuestión es compleja, pues a la sal de mesa o cloruro de sodio, se le suele agregar yodo, mineral que balancea las funciones hormonales de la tiroides y que es más difícil de obtener de lo que fuera hace años, por otra parte la sal es un ingrediente casi prohibido en alimentaciones más naturistas y sin duda para las personas que sufren de hipertensión o tienen un bajo porcentaje de calcio, ya que la sal estimula la eliminación de este.

La lista de razones por las cuales comer o no comer con sal es igual de grande, lo que ocurre es que muy poca sal también puede ser perjudicial para la salud. En general se sabe que el exceso de sal aumenta la  retención de líquido en el organismo lo que se manifiesta en celulitis y otros trastornos de la piel, además comer sal en moderación previene el riesgo de enfermedades cardíacas.

No hay consejo que valga más que la propia experiencia, pero a modo de dato, una de las gracias principales de condimentar con sal es que esta realza el sabor de los alimentos y les damos el dato de que el limón hace lo mismo y de paso la vitamina C ayuda en la asimilación del hierro de los alimentos: presente tanto en la carne como en las legumbres, hagan la prueba.

Link: Comidas Saludables