La píldora y el medio ambiente

pills.jpg

La semana pasada entramos en el tema de la reproducción responsable, al comentar cómo disponer de los preservativos de un modo eficiente con el MA. Hoy queremos abrir el diálogo sobre la píldora anticonceptiva. Si bien la píldora es un anticonceptivo oral que deben ingerir las mujeres, su consumo y efectos es responsabilidad de ambos sexos, pues es un cuerpo el que da la opción a dos de no quedar embarazados sin planificación.Los contraceptivos para hombres están aun en desarrollo y hasta entonces, este tema lo deben manejar bien tanto hombres como mujeres si la píldora fuera su opción.

Las píldoras anticonceptivas existen en el mercado como una posibilidad para el control de la natalidad desde 1960. Es un contraceptivo oral que está compuesto por hormonas (básicamente estrógeno y progesterona) que alteran el ciclo menstrual e inhiben la ovulación y la fertilización del óvulo. En otras palabras: los contraceptivos orales son compuestos químicos diseñados para inhibir la fertilidad en la mujer. El efecto en el MA de los contraceptivos tiene que ver con estos puntos señalados, a grandes rasgos seguiremos lo que los estudios al respecto han señalado.

Link: La Píldora (via Wikipedia), The pill and effects on the environment (via Environmental Health)

La píldora debe ser recetada por un médico y ha de ser ingerida todos los días. Tiene un 99% de efectividad en control de la natalidad, pero no protege de enfermedades de trasmición sexual. No todas las mujeres pueden ingerirla por variadas razones y tiene efectos secundarios en las que sí las consumen.

En un artículo de Environmental Health, se publicó el estudio que habla sobre el efecto de las hormonas en peces, a través de la contaminación que produce la orina con hormonas, como las de la píldora, en el agua. El estudio realizado en truchas arcoiris, comprobó que los espermatozoides de machos en edades reproductivas expuestos a nanogramos de los componentes de la píldora habrían sido dañados, reduciendo su capacidad fertil. El componente al que fueron expuestos es el EE2 (ethynylestradiol) y es uno de los ingredientes base de la píldora. Al ser expulsados por la orina, estos niveles de estrógeno se transforman en contaminantes que los sistemas de tratamientos de agua no logran limpiar efectivamente. Los estudios sobre el efecto de estos residuos hormonales en humanos vía agua potable para consumo personal o riego agrícola, está aun por definirse. Es alentador que tanto la industria química está desarrollando mejoras tecnológicas para que la píldora sea más eficiente ecológicamente, como que las empresas de tratamientos de agua están buscando limpiar mejor el agua.

El tema, planteado así como una nota de reflexión, nos lleva a plantearnos la responsabilidad que tenemos sobre el MA al decidir nuestra reproducción conciente. Si bien la entidad que más ha publicado el tema sobre el efecto de la píldora en el MA ha sido el Vaticano para la iglesia Católica, es un tema que se está estudiando por grupos científicos sin tendencias religiosas y los resultados son pruebas concretas sin otro afán que el de comunicar información, que es la única forma en la que VV ve que podamos tomar decisionas sobre nuestro impacto ambiental.