Cada día hay menos abejas en el mundo

bee437x350.jpg

Todos saben que las abejas producen miel y jalea real, propóleo y cera y que viven en colmenas ordenadas, con estructuras de celdas hexagonales en diferenetes capas, con una reina central para su jerarquía impecablemente establecida. Todos saben que las colmenas son femeninas, que todas la abejas obreras son hembras y que sólo existen los zánganos o machos, para fecundar a la abeja reina.

Lo que no todos saben es que sin abejas no hay leche. Porque todos los alimentos de los que dependen las vacas, por ejemplo, necesitan del trabajo polinizador de las abejas. El punto en estos momentos exactos es que la población de las abejas ha disminuído en un 40% a nivel mundial.

Foto

Todos los que oyen estas cifras se preguntan por qué está ocurriendo este fenómeno, crucial en el delicado balance para la supervivencia de todas las especies. Por una parte esta el alza de la varroa,  mal causado en el intestino de las abejas por un parásito que afecta las colmenas en el mundo, otro fenómeno es el uso indiscriminado de pesticidas en la Agricultura y el Paisajismo a toda escala. Algunos incluso dicen que los cambios climáticos, o sea el calentamiento global, han afectado el desarrollo de las colmenas.

La teoría con la que más concuerdo es otra: básicamente las abejas  polinizan y el punto hoy es que una enorme cantidad de cultivos son de semillas genéticamente modificadas, lo que significa que han sido diseñadas para no necesitar más de una temporada de vida, para cumplir con los objetivos que su nueva genética ha impulsado y no necesitar reproducirse para el año siguiente, porque en su mayoría el fenómeno de las semillas genéticamente manipuladas y los híbridos en particular es que una vez que se logra la semilla exacta, con su vigor híbrido, estas son infértiles. Lo que deja a las abejas sin trabajo.

Qué puede hacer uno. En primer lugar todos pueden tener colmenas, incluso en la ciudad y es mucho más seguro de lo que suena. Esto lo podrán ver con más detalle en un artículo aparte llamado 1, 2, 3 Ten tu propia colmena para miel.

Lo otro que podemos hacer todos y por lo visto ya son muchos, es exigir semillas que no sean genéticamente modificadas o transgénicas, cuando compramos semillas para los cultivos personales. Así mismo hay que buscar una forma en que los grandes productores lo hagan y que los productos alimenticios tengan especificaciones sobre el tipo de semillas que se utilizaron.

Más particularmente los futuros agrónomos, paisajistas, biotecnólogos, nutricionistas etc. tienen la más directa responsabilidad con estos temas. Pero es responsabilidad de todos entender lo que sucede en nuestro planeta y hacer lo que podamos al respecto.

Albert Einstein decía que el día en que las abejas comienzen a desaparecer, será cuatro años antes de una situación límite para el mundo. No creo en los alarmismos o las catástrofes, pero sí en las soluciones prácticas y puntuales, una de ellas es frenar el desarrollo de una agricultura intensamente manipulada desde los laboratorios y los químicos sabiendo qué productos y semillas escogemos y la otra es tener colmenas de abejas en las casas.