El Zoológico del futuro

tigerstinybabies.jpg

Los zoológicos son como el Arca de Noé, en sus orígenes claramente eran centros de exposición para el Viejo Mundo, con algunas de las especies de plantas y animales de los países que iban conquistando los europeos en particular. Hoy en día son verdaderos centros para el futuro, todos los zoológicos del mundo tienen planes para la conservación de las especies, principalmente a través de programas de reproducción.

Los animales en cautiverio se reproducen con dificultad, hay cambios drásticos en su alimentación, fenómenos de salud, de habitat forzado, lo que lleva a menores tazas de fertilidad en muchos, todos estos fenómenos son parte de las consideraciones de los veterinarios y el equipo en general que trabaja con los animales en cautiverio. Por lo que todo nacimiento en cautiverio es celebrado con intensidad, en el caso de los tigres de la foto, son de un Zoo en China. La forma de apoyar estos proyectos es visitando los Zoológicos.

Los zoológicos de San Diego, California, y de Londres, han sido los líderes mundiales en conservación y reproducción en cautiverio en los últimos años, con intensos planes de reintroducción de especies a sus habitats naturales. Muchos Zoos tienen directa relación con los programas de conservación de los países de donde provienen las especies y trabajan en directa alianza con los gobiernos y sus planes de protección.

En Chile y en Hispanoamérica también hay importantes centros, en la página del  Zoo de Guadalajara, el lema resume la idea general:

Los objetivos de nuestro Zoológico son, como los de todo zoológico moderno: la recreación y educación de sus visitantes, la investigación de aspectos relacionados con la fauna silvestre y la conservación de la naturaleza y sus recursos.

En un mundo ideal, los animales no necesitarían estar en cautiverio ni ser estudiados bajo rejas con planes de reproducción. El movimiento humano sobre el planeta, los campos de cultivo y la deforestación han hecho que se produzca una falta de balance en los medios naturales. En muchos de ellos estamos a tiempo de revertir los fenómenos y sacar adelante una situación que nos favorezca a todos.

Existen sistemas de adopción en diversos países para que los programas de conservación tengan apoyo monetario y difusión, en la Guía Verde de National Geographic, hay una lista de posibilidades para adoptar gorilas, tigres, elefantes, entre otros.

Si bien es difícil ver animales salvajes en espacios reducidos y tras rejas, para muchos es la única oportunidad de ver de cerca a una manada de leones, tocar un elefante o ver de qué color tiene la lengua una girafa. Conocer el mundo natural ayuda a formar lazos, es un fenómeno sicológico, y nos involucra de forma más directa con el futuro de las especies. Mientras más medios tengan los zoos, más rápido mejorarán sus condiciones y sus programas de reinserción a la vida silvestre. Panorama para el futuro de la vida salvaje: visita tu zoológico local y apoya sus programas de conservación y reinserción.

Foto