Mapuche: La solución es local

mapuchesflag1520x346.jpg

La solución es local y existe hace siglos. El mayor pueblo indígena en Chile hoy son los Mapuches o Gente de la tierra. El nombre abarca a Pehuenches, Lafkenches y Huilliches. La idea de salud y verdadera sostenibilidad es primero que todo vivir con lo que existe naturalmente en nuestro contexto.

Los Mapuches han estado en estas tierras desde antes que llegaran los europeos y todo lo que vestían, cazaban y cultivaban lo que naturalmente se daba en esta parte de la tierra. O sea, eran un grupo humano completamente sustentable y hoy su constancia en preservar pureza y tradiciones nos puede favorecer a todos. Las opciones son atractivas y ya están entrando con fuerza en la vida diaria de todos, como por ejemplo, el Merkén.

La bandera que representa al pueblo de la tierra, tiene los colores según su simbología, a grandes rasgos el azul por el Universo,  el blanco por la prosperidad, el amarillo por el sol, el rojo por el poder, el verde representando a la Machi y a las mujeres en general. El kultrún, al centro de la bandera, como símbolo de la sabiduría universal y los símbolos en él como referencia a su sistema de escritura.

Durante el año los mapuches celebran ritos y relaciones con la naturaleza que se basan en la idea de que en todo hay fuerza divina, o energía vital, lo que se traduce como religión politeísta. La gran fuerza reguladora de las demás es el Pillán o Neguechén, responsable de los truenos, volcanes y sismos; todos los fenómenos naturales que regulan la vida y la muerte.

Como habitantes de la geografía de Chile se movían con libertad hasta el siglo XVI, como pueblo más bien nómade, recolectando y cazando. La agricultura mapuche es un fenómeno económico del siglo XIX y lo que pocos saben es que la mayor parte de la población Mapuche hoy vive en la Región Metropolitana.

La base de la agricultura como fuente de ingresos está en los cultivos propios del Sur, como la Quinoa Austral,  una variedad de Quinoa (Chenopodium quinoa) que tiene de los más altos contenidos de proteína y se vende con éxito en Chile. El otro cultivo tradicional más popular hoy en día es la Frutilla Blanca (Fragoaria chilensis).

Lo bueno de éstos productos absolutamente locales y en su gran mayoría orgánicos, es que se van encontrando por todo Chile, incluso hay una banquetería, Ad Malen, de productos mapuches para eventos, que tiene su base en Peñalolén.

Las farmacias Mapuches y sus productos se venden también por todo Chile, cada vez más incorporados a las necesidades de salud de todos. La idea de verdadera medicina es que nos sanamos con lo que nuestra tierra produce, como dice la tradición Ayurvédica.

En relación a materiales, la lana y la plata deberían estar entre nuestras principales elecciones al vestir, lo que sucede cuando uno utiliza los productos que la tierra de uno ofrece es que se aumenta el campo magnético y por ende el sistema inmune de cada uno. La resonancia del material local refuerza la del cuerpo que habita el espacio físico de dónde estas provienen. Ambas vienen en formas para todos los gustos y estilos de vida hoy.

En el fondo, a nivel de sustentabilidad, los conceptos de relación a nivel de sociedad, medioambiente y economía que manejan las culturas originales de nuestro continente, tienen la capacidad de fortalecernos en todos los ámbitos. Sus productos alimenticios, relaciones ceremoniales con los ciclos del año, materiales de construcción, bancos de semillas, pueden ser el camino a muchas soluciones en áreas tan variadas como salud y calentamiento global.

Acción local: aprovechar la riqueza y sabiduría preservada para todos desde las tradiciones de los grupos humanos más antiguos. ¡Fácil camino a la Sostenibilidad!