La queratina: El secreto mejor guardado de Meghan para alisarse el cabello

Meghan ha heredado su cabello rizado o “pelo afro”, algo que, a simple vista pasa desapercibido por lo natural que luce su cabellera .

Meghan Markle, ahora la duquesa de Sussex y esposa del príncipe Harry, es en la actualidad un icono de belleza, elegancia y estilo. Su largo cabello alisado y con suave caída es para muchos lo más llamativo de su imagen, pero en realidad esconde un secreto de su niñez. Su “melena” es en realidad un rizo afro natural, que es herencia.

Al ser su madre afroamericana, Meghan ha heredado su cabello rizado o “pelo afro”, algo que, a simple vista pasa desapercibido por lo natural que luce su cabellera.

Expertos en estilismo y moda han especulado mucho sobre la técnica que emplea la duquesa para aplacar el “encrespamiento” de su melena. Aseguran que el procedimiento capilar con “queratina” es el empleado por Meghan porque fortalece el cabello y ayudan a terminar con el pelo encrespado.

Recientemente, la estilista Theonie Kakoulli, del salón londinense Nicky Clarke, contó y confirmó a la revista People que Meghan usó el método de la queratina para “controlar” su cabello.

“Meghan vino a verme al menos dos veces (cuando era actriz) para hacerse un tratamiento de queratina”, contó Kakoulli, en una entrevista.

“Es una opción ideal para personas con el pelo ondulado como Meghan. Quita el encrespamiento y hace que el pelo esté más manejable. Marca una verdadera diferencia”, detalló que también que la esposa del príncipe Harry “tiene un cabello realmente hermoso”.

Y es que la queratina ha sido, tradicionalmente, la gran alternativa para cuidar las melenas rizadas, que tienen unas necesidades específicas. Los expertos en el tema resumen sus tres propiedades principales: Acaba con el encrespado del cabello, puede alisar o relajar el rizo y, además, aporta brillo y vitalidad.

La estilista Jéssica Rodríguez también destacó que Meghan debe realizarse “una sesión de queratina o alisado cada dos meses, tratamientos de hidratación profunda cada semana o quince días y cuidados de mantenimiento en cada lavado”. Le recomendó usar “un champú y un acondicionador vegano, sin sulfatos ni parabenos para que el pelo esté lo más hidratado posible”.

Otras de las posibles técnicas serían el “bótox capilar”. Con este tratamiento se recubre la fibra capilar y, además de protegerla, la enriquece. A través de la aplicación de colágeno, vitaminas, ácido hialurónico o proteínas (todo de origen natural), el cabello se fortalece, hidrata y alisa pero sin resultar agresivo.

Igualmente, Myriam Cano, técnico del centro de belleza Maison Eduardo Sánchez en Madrid, recomendó a la duquesa de Sussex el tratamiento más novedoso para los cabellos rizados: la enzimoterapia.

“Este es un sistema tan versátil que permite, desde eliminar el encrespamiento, hidratar, aportar brillo, devolver la salud al cabello muy castigado o definir los rizos, hasta lograr un liso extremo”, dijo. Detalló que para ello se utilizan “enzimas reestructurantes y ácido tánico. La enzimoterapia es un relleno, que permanece en el interior del cabello dándole grosor y rellenándolo, frente a la queratina, que queda más plana”.

Lo que si no cabe duda es que el cabello de Meghan es uno de los grandes protagonistas en sus actos oficiales al lado del príncipe Harry, razón de más para que siempre se esmere en el cuidado de su melena, naturalmente rizada.

Te recomendamos en video: