Esta es la forma correcta de aplicar tu labial mate

Estos tips te harán que tus labios luzcan perfectos como terciopelo

Nos maquillamos todos los días, y pintar los labios sabemos que no es cosa del otro mundo, pues se ha convertido en un hábito. Sin embargo, el color se reseca, se corre e incluso se seca al punto de hacer pequeños grumos.

Es por ello que es necesario seguir algunos consejos para lograr los resultados que deseamos:

Labial Mate


L'Oréal
Mate Cremoso Rojo
$155.00

adquierelo-0fb3cb263f4e0bd8f03bd108dc2c3cb8.jpg

Paso 1:

Exfolia e hidrata

Según la maquilladora profesional de Chanel, Elsa Durrens para evitar efectos de resequedad y grumos en los labios, es necesario hidratar y exfoliar los labios siempre antes de maquillarlos.

Puedes hacerlo con azúcar mezclada con miel o con agua caliente y un algodón. En cuanto a la hidratación, la especialista señala que en vez de utilizar bálsamos grasos, lo mejor es beber agua para mantenerlos hidratados naturalmente.

Paso 2:

Elige un labial adecuado

Decide qué color de labios quieres utilizar, también elige la textura que deseas llevar. Según Elsa Durrens el mejor labial es el que combina un color intenso y duradero con una textura que no brille y sea cómoda.

Para hacer una elección adecuada es mejor que pruebes distintos labiales, pues hay algunos que son líquidos y se convierten en una pesadilla grumosa; también puedes probar labiales mate en barra. Si eres muy fan de los pintalabios en barra, recuerda que puedes comprar una base para labios que hace que cualquier labial parezca mate.

Paso 3:

Aplicación

Si eliges tonos pálidos (rosa-anaranjado), lo mejor es que lo apliques con el dedo para que el resultado sea mucho más natural.
Si derrites con el dedo tu labial en tono pálido, puedes conseguir una textura suave cómoda. Si te sientes insegura aplicando tu labial con el dedo, hazlo con la barra, pero luego derrítelo con las yemas de los dedos dándole pequeños golpecitos.

Paso 4:

Delinea los labios

Si prefieres los tonos oscuros, es mejor que optes por utilizar un lápiz de labios para perfilar el contorno.

Primero debes realizar el delineado y luego rellenar los labios con el lipstick. Si quieres ser más precisa, puedes ocupar un pincel para labios.

Paso 5:

Retoca

Es un punto que se olvida fácilmente pero que es importante, aunque en el caso del labial mate se puede acumular algo de pigmento en algunas zonas.

Humedece tus labios, usa la esquina de un pañuelo o de una servilleta de papel para quitar esos excesos.