Mascarilla exfoliante de avena y miel

Estos dos elementos suelen estar en nuestra casa y, si no es así, se consiguen sin problemas con solo ir a la tienda. Te recomendamos que ambos los compres orgánicos en una dietética o feria local.

Así estarás segura de que no han sido alterados con ningún producto o químico. Este exfoliante es muy bueno para eliminar las células muertas de la piel y darle luminosidad a tu dermis.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de avena en copos (16 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Antes de usar esta mascarilla debes lavar en profundidad tu rostro con agua y jabón neutro. Seca dando golpecitos con la toalla. En un recipiente seco y limpio vierte la avena y la miel.

Mezcla bien para formar una pasta (puede que necesites un poco más de miel).

  • Aplica con movimientos circulares y suavemente. Evita que la mascarilla entre en contacto con los ojos y los labios. Tras 3 minutos de tratamiento aclara con agua fría en abundancia.
  • Seca bien y coloca una crema hidratante.

Otra forma de hacer este exfoliante es mezclando los ingredientes en la licuadora y, si es preciso, echar un poco de agua.