Ashley Graham se convierte en la primera modelo plus-size de Revlon

Ashley Graham es la imagen de Revlon

Ashley Graham es una de las modelos más representativas del movimiento body-positive, siempre inspirándonos con sus ideas de diversidad, girlpower y empoderamiento femenino. Ella siempre habla de aceptar nuestros cuerpos y adorarlos como si fueran templos porque la confianza viene desde dentro.

Y aquí está la prueba final de ello: se ha convertido en la primera modelo plus-size en firmar un contrato con una gran empresa de belleza como imagen de marca. En concreto de Revlon, que dio la gran noticia vía Instagram.

La firma cosmética multinacional anunció por redes sociales las nuevas caras de su campaña Live Boldy, entre las que se incorporan Gal Gadot (a.k.a Wonder Woman), Raquel Zimmermann, Imaan Hammam, Adwoa Aboah, Achok Majak, Rina Fukushi y Ashley Graham, convirtiéndose así en todo un ejemplo de body-positive y diversidad racial para el universo beauty.

Esta es la primera vez que Revlon ha incluido a una modelo de tallas grandes en sus campañas, un paso fundamental e importantísimo para la industria, que ya evoluciona hacia un imaginario y un sentido de la belleza más abierto e inclusivo. La propia Ashley Graham lo ha explicado perfectamente:

"Históricamente, las chicas curvy no conseguimos contratos de belleza. Es como un punto de inflexión porque en mi generación de modelos esto no había pasado aún. Este es uno de esos momentos en los que me siento por encima de la luna, incluso he llorado un poco. Estoy emocionada por formar parte de esta campaña con diferentes tipos de mujeres de diferentes razas, edades y tallas, y de elevar esta plataforma para continuar creando un cambio positivo".

 

"Los labiales no tienen tallas".