Germán Moyano: “Para mí el maquillaje es algo humano, es un contacto con el otro”

El Director Internacional de Formación de Lancôme nos habló de sus famosas favoritas y nos entregó su mejor consejo de maquillaje.

Este lunes tuvimos el agrado de conocer a Germán Moyano, Director Internacional de Formación de Lancôme. Nacido en Argentina, con apenas 18 años se fue a vivir a Francia para continuar con sus estudios de canto, teatro y artes plásticas.

mg5259700x467.jpg

El teatro fue el inicio de su pasión por el maquillaje. Desde el año 1998 es maquillador de Lancôme, primero para su país natal, luego para Europa y América Latina, y actualmente colabora en la creación de nuevos productos y colores de la marca, viajando constantemente y organizando seminarios con los mejores Make Up Artists de Francia, Nueva York, Londres, Los Ángeles, etc.

mg5351700x467.jpg

Durante la charla y master class que presenciamos, Germán nos habló de cómo la tendencia gloss ha ido tomándose el maquillaje actual, de Corea como una fuente de inspiración para el maquillaje y de los cosméticos que no pueden faltar en la cartera de una mujer: polvos (para retocar), rubor, pues la piel lo absorbe y pierde intensidad, labial (primordial, en sus palabras), un delineador líquido para refrescar las pestañas (sí, no es broma) y perfume.

mg5440700x467.jpg

Modelo maquillada por Germán

Como Director Internacional de Formación, ha tenido la oportunidad de maquillar a distintas personalidades, y como experto en cosmética, en Belelú hablamos con él para compartir contigo sus mejores experiencias y consejos de maquillaje.

-Escuché que has maquillado a muchas famosas ¿Cuál es tu anécdota más divertida que recuerdes con alguna de ellas?

Con Lily Collins. Porque Lily Collins es un amor, recuerdo que la primera vez que la maquillé, antes de que fuera rostro de la marca tuve que hacerlo para ver su piel y todo. Entonces cuando llegué y soné en el hotel, abrió la puerta y gritó: “¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHH!!”, me asusté, al principio pensé qué pasó que grita y me dijo “I love your shoes!”, y después me dio tanta gracia y después de ahí se rompió el hielo y creamos una amistad increíble y cada vez que la maquillo es un placer, así que me hizo reír mucho con eso. Es alguien súper fresco, es una joven increíble, dinámica, y me encanta.

-¿Cuál es la persona que más te ha gustado maquillar?

Me gusta mucho Lily, me gusta mucho Taylor (Hill), me encantó maquillar la primera vez a Isabella Rossellini porque es un mito de la marca y maquillarla para Lancôme fue increíble. Me ha gustado también mucho maquillar a actrices grandes como Juliette Binoche. Pero en realidad también tengo mucho placer en maquillar a mujeres que no son conocidas porque para mí el maquillaje es algo humano, es un contacto con el otro. Y del momento que uno toca a otra persona hay una energía que pasa, no importa si es una persona conocida o no, es un ser humano. Para mí eso es fundamental.

mg5292700x467.jpg

-Para ti maquillar es como más que el acto en sí.

Exacto. Para mí tiene que ser así, hay algo que pasa entre dos personas cuando uno la mira, cuando uno le habla, cuando uno le toca, y si no hay eso… Y no tiene nada que ver con que sea alguien famoso.

-¿Cuál es el tip más básico de maquillaje?

Elegir un buen color de fondo (base) de maquillaje. Eso es fundamental porque es un problema de la base que la mujer dice que a veces tiene diferencias con el cuello, no sabe cómo elegir. Para eso hay que tomar tres colores que uno cree que son más parecidos a la piel, testearlos en el costado de la mandíbula, no en el frente ni en la mano, y difuminar, y hay uno de los tres que va a desaparecer, ése que desaparece es el que va con el color de la piel.

mg5037700x467.jpg

-¿Es el error más común de las mujeres?

Sí, el error más común. Una vez notas las diferencias entre el cuello y la cara, muy blanco o muy oscuro, muy verde. Y cuando eso no está bien, el resto del maquillaje no puede estar bien, porque los colores que uno va a aplicar después no se van a lucir si la base no es buena.

-¿Qué cosmético no puede faltar en el cosmetiquero de una mujer, aparte de los que ya nombraste?

Una crema, porque la piel siempre hay que hidratarla.