El diseñador de las cejas perfectas escogió a Ecuador como cuna de su negocio

Fernando Panesso, el colombiano experto en el diseño de las cejas perfectas llegó al Ecuador y emprendió su negocio para diseñar cejas perfectas. Hoy apoya a 52 mujeres de bajos recursos para que sean sus socias.

"Nadie es profeta en su tierra", dice el colombiano, Fernando Panesso, convertido hoy en un empresario dedicado al negocio del diseño de las cejas perfectas en Quito.

Toda su vida trabajó como vendedor. "Incluso desde niño, a mis 8 años, yo vendía absolutamente todo: empanadas en los buses, lotería, maíz, oro, medicina prepagada, trabajé en bares como mesero vendedor y así pasé mis años en una dinámica laboral de venta continua”, señala.

A sus 27 años renunció al bar en el que trabajaba para ir a un lugar donde se hacían tatuajes y es ahí que nace la idea de cejas perfectas. "Hay que destacar que el 99% de las mujeres tiene las cejas imperfectas ya ser por muy pobladas, semipobladas, por invertidas, por caídas, por cuadradas, por cortas, en fin, es ahí donde surge la necesidad de darle una forma perfecta y yo observaba la manera de lograrlo", explica.

En el sitio de tatuajes vio que también acudían para tatuarse las cejas. “Estábamos en un seminario dictado por gringos, quienes habían creado una pinza específica para hacer maquillaje. Así que me puse a investigar y descubrí que se trataba de la misma técnica que usaban los egipcios que usaban palillos y pigmentos vegetales para hacer maquillaje sin necesidad de tatuar. Pues esa pinza se trabaja a nivel de epidermis y la técnica es conocida como micropigmentación", detalla.

Diseño de cejas Diseño de cejas

 

 
De la micropigmentación se derivan otras tres técnicas: pelo a pelo, sombreado y compacta. Con estas se empieza a diseñar una ceja perfecta para cada rostro. Para lograr esto hay que adecuar cada forma de ceja a cada rostro y para esto se utilizan varias plantillas, mismas que también las desarrolló Fernando. Las plantillas se usan por talla, al igual que la ropa: S, M , L o XL. Se analiza el tamaño y la forma del rostro para definir la talla. Este proceso se basa en amplitud de frente, caída natural del párpado por envejecimiento, caída natural del párpado por genética y párpados inflamados.

Es así que se obtiene la ceja perfecta basada en la teoría de los 6 ojos, que resulta una figura geométrica con un segmento ascendente, un inicio conocido como cabeza, un ángulo que va en la parte externa del iris y el final de la ceja al que le llaman la cola. El ojo abierto que imaginariamente debe caber dentro del párpado y la distancia entre ceja y ceja que debe ser otro ojo imaginario de distancia. (Ver en la imagen de referencia).

La teoría de los 6 ojos La teoría de los 6 ojos

"Respecto a las técnicas de micropigmentación son mínimamente invasivas y superficiales. El pelo a pelo es para aquellas que tienen vacíos en sus vellos de las cejas o zonas muy pobladas y otras despobladas. Tiene una duración de seis meses. El sombreado: queda bien para aquellas que tienen vellos pero zonas muy claras y con esta técnica se conserva toda la línea natural de vellos y se hace un maquillaje en la piel. Este dura hasta cuatro años y finalmente la técnica compacta es para quienes no tienen cejas o se les nota mínimamente. Se trata de un maquillaje compacto que le dura hasta seis años", describe Panesso.

Fernando aprendió todo esto en su país natal. “Sin embargo, vine al Ecuador no huyendo de guerrillas ni de persecución ni nada. Yo vine huyendo a las deudas. Le volví millonario a mi exjefe en el local de tatuajes así que vi un potencial para iniciar con mi propia marca y con estos buenos productos. Por la cercanía y la moneda del dólar es que pensé en posicionarme acá y volver a Colombia.

Cuando llegué dormí un tiempo en la calle y a los seis meses casi regreso sin un solo centavo. Me debían plata en una peluquería y tras varios días de insistencia me abonaron apenas $80 con los que me inscribí en una feria de belleza donde empecé a crecer como la espuma.

Recuerdo que la gente hacía filas interminables para que diseñara sus cejas, me hacían entrevistas y me propuse emprender alejándome de malos hábitos, conocí a mi pareja que es una persona incondicional y nos dedicamos a la reinversión para abastecernos con miras a abrir un local porque cuando me llamaban de varias peluquerías mi tiempo no me avanzaba y quedaba mal en la mayoría. Así que empecé con un local pequeño, una silla, mis implementos y mis conocimientos. Todo se fue dando de a poco y fluyó el negocio", acota Fernando.

Sus socias trabajadoras Sus socias trabajadoras

El mentor de las cejas perfectas cambió la vida de 52 mujeres de un nivel económico totalmente bajo y con la figura creada como sus socias laborales les ha permitido mantener a sus familias. De este total, 5 ya administran cinco locales de la franquicia de Fernando y comparten sus ganancias. "Así yo garantizo la lealtad de ellas porque les enseño todo lo que se hacer para que despunten sus propios negocios con el uso de mi marca en un futuro", enfatiza muy emocionado.