Belleza

¿Por qué cuesta tanto eliminar la celulitis? El cirujano Valdés nos responde

Porque es multifactorial, es decir, son varios los motivos por los cuales aparece, y algunas personas tienen una, dos o más causales, por lo que cuando se trata sólo una, la celulitis seguirá permaneciendo.

Entre los elementos que la provocan aparecen por defecto las hormonas femeninas; en general dentro del ciclo de una mujer hay quienes presentan una mayor retención de líquidos, el que se acumula en el tejido subcutáneo. Prácticamente no hay una forma sencilla de eliminarlo más que la natural, por lo que generalmente la celulitis es un problema mayor para las mujeres.

Sumado a este efecto propio del género femenino, tenemos asociado el factor del sobrepeso, ya que el líquido intersticial que retienen durante el ciclo se acumula con mayor facilidad en los espacios entre adipocitos, lo que genera una mayor presión en la zona de los muslos, piernas y el contorno del glúteo, lo cual dificulta el retorno venoso y sobre todo el linfático de las extremidades inferiores. Asimismo, la delgadez de la piel se presenta como un factor más. En Chile somos una mezcla de razas pero predomina la blanca; por ende, tenemos una piel bastante menos gruesa que aquellos de raza negra, por ejemplo, que poseen una dermis mucho más firme, lo que finalmente “aprieta” más el tejido y evita o retrasa la aparición de celulitis. Es decir, la delgadez en la piel de las chilenas se cuenta finalmente como otra causa en la aparición y permanencia de este problema.

Tratamientos existes muchos, pero principalmente el cuidado debe estar a cargo de la propia persona; de partida cuidar el sobrepeso, pues con sobrepeso es prácticamente imposible no tener celulitis, por muchos tratamientos que se realicen. Y seguido a esto cuidar la alimentación, controlando algunas comidas que producen retención de líquidos como la sal en exceso.

Para combatirla se recomienda la actividad física, que nos ayuda bastante a mantener controlado el punto anterior, pero además porque la tonificación muscular provoca un bombeo del aparato circulatorio, lo que es un efecto drenante para la zona afectada.

Asociado a esto existen distintos tipos de masajes, también con un efecto drenante. En Chile la oferta de estos tratamientos es bastante amplia, hay incluso quienes optan por las máquinas; mi opinión es que hay que tener cuidado con el excesivo uso de éstas.

Hay una máquina de origen francés que tuvo mucho éxito hace 15 o 20 años, una especie de rodillo con una bomba succionadora que producía un efecto inmediato en la zona donde se aplicaba, pero hubo quienes abusaron de esta succión aplicándola en la piel de forma permanente y terminaron aumentando la flacidez, porque la máquina rompía o estiraba esas pequeñas trabéculas que unían la piel con el músculo; claro, mejoraron su celulitis temporalmente, pero quedaron con un problema que antes no existía.

Entonces, no nos podemos confiar de tratamientos milagrosos, sino que hay que complementar, empezando por mejorar la alimentación y la actividad física.

Hay también algunas máquinas que estimulan el colágeno con ondas de frecuencia aplicadas por encima de la piel que mejoran sólo un 10%, pero esto, sumado a las cremas de tratamiento anticelulitis (otro 10%), una nutrición apropiada (15%), más una rutina de ejercicios (10%), y una disminución en el peso (que aporta otro 15%), podemos decir que obtendremos un 60% de mejoría del problema. La presencia de estrías –que son permanentes– dificulta el restablecimiento de la piel, y por eso no podemos hablar de un 100% de solución.

Por otro lado existen tratamientos quirúrgicos que permiten resultados de verdad sorprendentes, los que se obtienen con una máquina que emite una frecuencia de ultrasonidos y que provoca una retracción de la piel, mejorando el aspecto en la zona intervenida casi en su totalidad. Sin embargo esto requiere un pequeño procedimiento, con sedación o anestesia local, ambulatorio, que además tendrá que complementarse con todos los puntos anteriores.

La celulitis, finalmente, en parte nos indica cuánto nos estamos cuidando, no desde el ámbito estético, sino del punto de vista cardiovascular. Una persona que tiene retención de líquidos, sobrepeso y sedentarismo tiene una alta presencia de celulitis porque es la manera visible que tiene el cuerpo de avisarnos que lo estamos haciendo mal.

Combatir este problema no es solo vanidad, sino que estamos mejorando nuestra calidad de vida y longevidad.