Belleza

5 errores que debes dejar de cometer al aplicarte lápiz labial

Aprende cómo usar correctamente uno de tus accesorios de maquillaje favoritos.

Si hay un cosmético que seguramente es tu favorito, ese es el lápiz labial. Y no es para menos. Gracias a él tu aspecto puede ser más increíble en segundos. Claro, para ello necesitas aplicarlo de la manera correcta.

El problema es que, pese a que lo utilizas diariamente, es muy sencillo que cometas errores al aplicarte lápiz labial, lo cual puede hacer que luzcas desalineada o rara (ya que se pueden modificar tus rasgos faciales).

Para que siempre luzcas increíble, a continuación te compartimos los errores que debes dejar de cometer al aplicarte lápiz labial.

1. No delinear tus labios

Delinear tus labios es una de las maneras de hacer que el lápiz labial quede perfectamente definido y de evitar que se salga de la línea que marcaste (como en la boca de los payasos), por eso es que es importante que lo hagas. Recuerda usar un tono idéntico (o muy similar) al labial que aplicarás.

2. Usar el tono equivocado

Los lápices labiales en tonos oscuros hacen que los labios parezcan más delgados, mientras que los más claros hacen que luzcan más carnosos. Así que, si no quieres conseguir un efecto negativo (por ejemplo, que tus labios se vean menos voluminosos), entonces toma esto en cuenta siempre.

3. No ponerte primer labial

Como tu rostro con el maquillaje, tus labios también necesitan estar preparados para el lápiz labial. Aplicarles un primer puede suavisar las líneas finas y actuar como un imán para el color. Si tus labios están excesivamente secos, opta por usar un poco de bálsamo antes de pintarlos.

4. Ponerte demasiadas capas

Aplicar demasiadas capas de lápiz labial provoca que tus labios luzcan extraños y aumenta el riesgo de que tus dientes se manchen. Lo mejor es que apliques dos veces el labial, así el color se verá de forma uniforme sin ser exagerado. Si prefieres, aplica primero una capa completa del delineador.

5. No sellar el labial

Para hacer que tu lápiz labial dure más tiempo, séllalo. Un truco es apretar con tus labios un pedazo de papel y después ponerles un poco de polvo traslucido. También puedes optar por aplicarte spray sellador de maquillaje (espera a que seque complatamente antes de hacer algún movimiento).

Evita cometer estos errores de ahora en adelante.