Alopecia femenina y las nuevas cirugías capilares para poner pelo donde no hay

Hace poco más de un mes llegó a nuestro país "Artas", un robot. ¿Su función? Realizar cirugías capilares para, de paso cambiar la vida a quienes padecen de alopecia, enfermedad que en mujeres se ha incrementado.

Por: Rodrigo Chacón T.

En Chile hay sólo dos robots que realizan cirugías; el primero en llegar fue "Da Vinci", un sistema que realiza cirugías a la próstata, desarrollado por la empresa estadounidense Intuitive Surgical y cuyo uso fue aprobado por la FDA en el año 2000. El segundo es "Artas", equipamiento totalmente robotizado que llegó a principios de junio traído por Medical Hair Chile, marca que se especializa en la recuperación capilar y cuya franquicia fue adquirida por los médicos María José Silva y Freddy Bravo. "Artas" es el único sistema robotizado que realiza trasplante capilar en Chile, y que cuenta con la supervisión en cada cirugía de médicos aquí y en California.

La doctora María José Silva es médico esteticista y se ha especializado en trasplante capilar. Señala que si bien la alopecia se ha asociado históricamente al género masculino, las cifras demuestran que las consultas de mujeres han aumentado en el último tiempo.
"Tradicionalmente la alopecia ha sido un problema de hombres; sin embargo, la mujer está consultando cada vez más por la caída de su cabello. Lo que pasa es que ellas la padecen en un grado menor y no es algo tan marcado genéticamente como en el caso del sexo masculino".

Más: 7 errores que cometes con tu cabello y te hacen lucir más vieja

Las causas de la alopecia femenina son transitorias, como el post parto o los trastornos alimentarios que pasan con el tiempo; eso lleva a que no todas las pacientes consulten. Las últimas estadísticas realizadas en el año 2015 indican que un 30% de las mujeres sobre los 40 años ya tiene alopecia, y el número de mujeres que se están haciendo tratamientos está entre un 40-45%, lo que es bastante significativo. Para la doctora Silva, lo determinante para traer la tecnología de "Artas" es que las consultas se incrementaron en un 70% del 2006 al 2015.

¿A qué se atribuye este aumento sustancial de consultas por alopecia femenina?
Existen varias teorías; una de ellas es sin duda el factor estrés. Es gatillante tanto para hombres como mujeres de la alopecia precoz; de hecho, es común ver a gente muy joven con signos de alopecia incipiente. Otra situación que gatilla es el factor ambiental y la alimentación, ya que muchas veces se realizan dietas "de moda", que contienen ingredientes poco saludables o que provocan la pérdida de nutrientes fundamentales para el crecimiento del cabello. En el caso específico del sexo femenino, en el parto y post parto se producen estragos a nivel nutricional, y eso incrementa los trastornos de caída del cabello a largo plazo. En general es una suma de factores de esta sociedad cada vez más acelerada, con mayor estrés y contaminantes; lo que antes tardaba mucho más en manifestarse, ahora se está acelerando.

A juicio de la especialista, la alopecia es hoy una patología tan común que "si preguntas a 10 mujeres al azar si ha tenido algún episodio de caída de su cabello, por lo menos 8 contestarán que sí, en distintas etapas de la vida". La mujer primero consulta al peluquero, y cuando realmente se da cuenta que el problema es mayor y significativo, va al médico. ¿Más datos de nuestro actuar? Por lo menos un 60% partimos con shampoo y lociones que nos recomendó el peluquero después de ver muchos pelos en la almohada, la ducha o el cepillo. Esto funciona hasta el día en que el espejo nos devuelve una imagen impactante: en partes de la cabeza no vemos cabello, sino cuero cabelludo. "Las mujeres tienen menos tolerancia a la caída del pelo que los hombres, pues se asocia a un factor estético y social muy importante", explica la doctora.

Más: Tintes de cabello que son ideales para las mujeres de tez blanca

¿Son todos los "pelones" o caídas del cabello iguales?
No. Por ejemplo, la alopecia areata es un tipo de patología que tiene un trastorno inflamatorio del cuero cabelludo, allí hay una enfermedad que tiene que ser corregida. También existen alopecias cicatriciales, que se tratan medicamente. O alopecias androgénicas, que se producen por ciertas pérdidas de hormonas cuando comienzan a envejecer y bajan su carga de estrógenos. Todo produce una caída del cabello en la zona central, y un debilitamiento del mismo que lo hace ver más fino.

Como tampoco se trata de caer en el histerismo cada vez que se nos cae el pelo al cepillarnos, debes tener en cuenta que hay cifras que se consideran "normales", entre 150 a 250 cabellos al día. Ahora, si notas muchos pelos en la almohada, si dejas "rastros" de cabello, si lo notas cada vez más fino, o si en la zona central (partidura) se ve cada vez más cuero cabelludo, es el minuto de consultar a un médico. Y la gran pregunta, ¿podemos quedar completamente calvas? "La mujer no queda calva de la misma forma que un hombre. Por lo general conserva la línea frontal de la cabellera, pero tras esa línea es donde suele perder cabello. Es un aspecto de coronilla, y hay casos en que la paciente pierde casi por completo su pelo. Son casos severos no tan frecuentes, pero que en definitiva suceden".Imagen foto_00000001

Más: Este es el color de cabello que más te favorece según tu tono de piel y ojos

"ARTAS", LA ESPERANZA

La doctora María José Silva prefiere no competir con la tecnología, sino ver su llegada como un aporte, utilizarla en beneficio de los pacientes. El robot "Artas" cumple esa función, optimizar el proceso de la extracción de las unidades foliculares de los cabellos que serán implantados. Antes de su llegada se utilizaba una técnica muy agresiva llamada "técnica de la tira", que consiste en cortar una lonja de cuero cabelludo, dejándole una cicatriz lineal al paciente, con todos los riesgos que eso conlleva. "Luego se fue avanzando hasta llegar a la extracción de unidad por unidad, es decir, pelo por pelo. Una unidad folicular es como un ramillete de pelo que puede tener desde un cabello hasta cinco cabellos terminales. El beneficio del robot es que me permite seleccionar aquellas unidades foliculares que más cabellos tengan. En el fondo estos son algoritmos matemáticos y luces que nos permiten ver a través del cuero cabelludo. Lo otro positivo es que me permite ir seleccionando de forma aleatoria los cabellos que voy a tomar y me da la posibilidad de dejar un área donante muy natural, ya que como se selecciona al azar, permite dejar una buena densidad en el área donde voy a extraer los cabellos. También permite implantar con la misma naturalidad en la zona donde falta cabello".

"Artas" sólo deja una incisión muy pequeña, optimiza el trasplante para hacerlo menos doloroso, más ambulatorio, más natural y con excelentes resultados a largo plazo, porque es un cabello que se maltrata mucho menos puesto que son menos horas de cirugía.

Descubre más

Así fue el backstage de la sesión de fotos de Eugenia Lemos para Nueva Mujer