Consejos para tomarte la mejor selfie

Para que no llenes la memoria de tu celular antes de llegar a la foto perfecta.

En medio de las redes sociales, el mundo profesional, el de las citas y otras instancias, nuestra necesidad de fotos de perfil es evidente. Y más aún, no siempre podemos pedirle a alguien que nos tome una foto, así que las selfies son una excelente opción.

Si tienes la fortuna de un buen teléfono para tomarte una selfie de calidad, tienes gran parte del trabajo hecho, el problema es cuando no tenemos el mejor equipo, pero con estos tips puedes salvarte un poco, para que no llenes la memoria de tu celular antes de llegar a la foto perfecta.

Di no a la duckface

Pese a que fue tendencia hace ya bastantes siglos y hemos insistido en el tema, la duckface sigue siendo costumbre de algunas personas que (tal vez) piensan que solo viéndose siendo ellas mismas no está bien o que sus labios se verán más sensuales, pero no. Haciendo esta caricatura facial espectacularmente extraña no es muy atractivo.

Elige una buena iluminación

La luz puede engrandecer o arruinar una foto. La luz dura (como el sol pegando a eso de la 1 de la tarde) pueden darle a tu piel un matiz extraño o tener alguna sombra que cambie la forma de tu rostro. Si puedes elegir, busca lugares con luces suaves y trata de nunca usar el LED del flash de tu teléfono. Además, intenta no tomarte fotos a contraluz, puesto que el balance de blancos automático o te oscurecerá por completo o borrará lo que esté atrás de ti.

El fondo es importante

Una selfie tuya en el baño, versus una atrás de una pared bonita ¿Cuál gana? Considera bien el lugar, pues eso hará tus selfies mucho más atractivas y no solo serán una simple selfie.

No es necesario que mires directamente a la cámara

No a todos los rostros les viene una selfie desde frente, y el tipo ideal de fotografía es teniendo la cabeza ligeramente girada, de modo que sólo se vea un oído: se adelgaza la cara y hace que los pómulos destaquen. Ten cuidado también de tomarla desde demasiado arriba: tu cabeza se verá demasiado grande con respecto a tu cuerpo.

No olvides el mentón

Cuando la gente se toma selfies, suele tirar la cabeza hacia atrás, haciendo que el mentón y la mandíbula prácticamente desaparezcan y que desde las profundidades se revele esa terrible doble papada a la que tanto le tememos. Como bien dice Peter Hurley en este consejo para modelos: TODO se trata del mentón. Así que ya sabes: levanta un poco el mentón. No, no tanto.

Las apps pueden ser tus amigas

facetune1024x547660x650.jpg

Facetune

No estoy muy de acuerdo con que algunas personas nazcan de nuevo gracias a las aplicaciones de fotografía, pero muchas de ellas pueden ayudarte a destacar o atenuar ciertas cosas: fondos, rasgos, etc. Desde este lado de mi vereda, te recomiendo Line Camera, Facetune y Snapseed.