Reducción de pezones: la extraña cirugía estética que se está convirtiendo en tendencia

Las mujeres paracen nunca estar conformes con sus pechos y parece que muchas consideran que los pezones pequeños tienen un mayor atractivo

Por Karen Hernández

Durante años los pechos de las mujeres han sido objeto de señalamientos y estereotipos; grandes, pequeños, caídos, con pezones parados, oscuros, claros…la forma de los senos ha sido una cuestión de atractivo sexual que parece haberse convertido en una moda, algo que se puede cambiar "al gusto" de la temporada.  

Pero no es un secreto que durante mucho tiempo las mujeres buscaban aumentar el tamaño de su busto e incluso hubo un tiempo en el que muchas otras, por el contrario, pedía una reducción de este.

        DESCUBRE MÁS

 

Hace poco los pezones se convirtieron en un tema de conversación con el movimiento "Free the Nipple", donde las mujeres protestaban por la censura de esta parte del seno en las redes sociales. Después, un producto tipo cubre pezón, basado en la reacción de los pezones la frío, salió al mercado, dividiendo opiniones entre ser una moda para mostrar el "pezón parado" y conquistar al mero estilo de Sex and The City y una alternativa para las mujeres que han perdido esto a causa del cáncer (con instructivo para autoexamen de mamas y todo). Ahora, una moda en Reino Unido parece estar enloqueciendo a las mujeres: la reducción de pezones.

El The Plastic Surgery Group publicó una lista de tendencias cosméticas de este 2017 y resultó que la más popular tiene que ver con los pezones pequeños, "con un aumento del 30% de mujeres que han solicitaron un tamaño más pequeño en el último año".

Las mujeres parecen nunca estar conformes con la forma de sus pezones y mientras nas alegan que son demasiado grandes o pequeños, otras no soportan verlos tan parados o invertidos. Para llegar a la conclusión sobre la popularidad de esta cirugía, se realizó un estudio en el que se pidió a 131 participantes que evaluaran el atractivo entre pezones de diferentes tamaños y se encontró que aquellos que ocupaban del 25 al 30 por ciento de la mama, tenían la mejor evaluación.

Esto significa que los participante consideraban a las pacientes con pezones más pequeños más atractivas que aquellas con pezones más grandes. Es un hecho que para algunas mujeres sus pezones pueden ser un motivo de vergüenza y por "códigos sociales", es una parte del cuerpo que constantemente hay que esconder. Por ello, no es extraño que muchas opten por cambiar su forma al grado de casi borrarlos. Curiosamente las mujeres de 40 años son quienes más recurren a esto debido al crecimiento del pezón tras el embarazo, pues es común que aumente el tamaño con la lactancia.

Lo curioso es que Inglaterra es uno de los países con una de las tasas de lactancia materna más bajas del mundo pues muchas madres han optado por las botellas para evitar el dolor, el agotamiento y los cambios "extraños" del pezón. Por otro lado, en la industria del entretenimiento, el mostrar los pezones a través de la ropa parace ser un 'must' en la vida cotidiana (pregúntenle a Kendall Jenner) así que mientras más discreto sea, más fashion se verá el asunto.

Una publicación compartida de Kendall (@kendalljenner) el 22 de Ene de 2017 a la(s) 10:49 PST