Tips de belleza y autoestima de Silvia Galván: aprende a sacar lo mejor de ti misma

La experta en belleza nos dice cómo consentirnos este Día de San Valentín

 Por Silvia Galván

Experta en belleza

Durante todo el Día de San Valentín estamos dispuestos a demostrar nuestra cariño hacia los demás con pequeños regalos y gestos, pero también nos alienta tener una reciprocidad de afecto por parte de ellos. Y nos sentamos a esperar el regalo de una flor, unos chocolates, una invitación a comer o tener esa primera cita de amor que tanto anhelamos.

DESCUBRE MÁS

 

Puede haber fechas, como en San Valentín, en que seamos muy afortunadas, pero eso no ocurre siempre, existen también los días ensentimos que pasamos inadvertidas para las personas a las que queremos. Pero eso no debe importar, si tomas en cuenta que el amor es un acto que puedes celebrar para ti misma.

¿Qué pasaría si decides regalarte algo este 14 de febrero solo para ti? ¿Si decidieras consentirte y renovar tu apariencia? Todos los días debemos de alimentar el amor a nosotras mismas: arreglarnos y vernos bonitas para sonreírnos frente al espejo y decirle al mundo quiénes somos.

Cuando en nuestro arreglo físico estamos buscando la aprobación de otros, nos traicionamos a nosotras mismas. La admiración de los demás no crea nuestra autoestima, ni tampoco las conquistas sexuales y amorosas que tanto anhelamos.

Nuestro arreglo personal debe ser un acto de autoconfirmación. Cuando nos cortamos el cabello o lo pintamos, cuando nos maquillamos o nos arreglamos las cejas, no debemos usarlo para ocultar nuestra naturaleza o pretender ser otras personas. Debemos pensar en quienes somos y lo que queremos manifestar a través de nuestro arreglo.

No podemos vivir buscando la aprobación y el reconocimiento de los demás. Este 14 de febrero tratemos de ser nosotras mismas. Tómate ese día para consentirte y para confirmar quién quieres ser frente al espejo.

Date permiso de hacer alguna locura con tu cabello, con la pintura de tus labios, se generosa con tus manos y tus pies. Sácale provecho a tus rasgos físicos y conserva tu esencia. Siéntete orgullosa de ser quien eres.