Faciales “gua sha”: El tratamiento de belleza chino que cura la piel

Las piedras curativas liberan la tensión de los músculos y fluidos de la cara y eso ayuda a mejorar la calidad de la piel.

Por ser una sociedad de cultura milenaria, China siempre suele ir un paso más adelante. No nos referimos sólo a los avances tecnológicos o al desarrollo industrial: el estilo de vida y el bienestar son aspectos a los que siempre se pone atención.

Así como han desarrollado técnicas para curar el cuerpo, la mente y el alma como la acupuntura, también hay tratamientos de belleza basados en el uso de elementos naturales para mejorar distintos problemas en la piel.

Los faciales gua sha son bastante populares en China y ahora, promete extender sus beneficios a más países del mundo. ¿De qué se trata? Con una piedra de cuarzo rosa o jade plana, se hace un masaje profundo que libera los tejidos del rostro, la tensión muscular y los fluidos retenidos.

Con esto, la piel gana vitalidad, mejora la circulación y la oxigenación, y así, se pueden evitar otros problemas que son consecuencia de una piel obstruida por toxinas.

4624069850.jpg

West Norwood Therapies

Como se explica en un artículo de Refinery29, los faciales gua sha también se rigen por los principios de la acupuntura: el cuerpo puede sanarse, liberando los bloqueos energéticos.

A diferencia de los tratamientos con cremas u otros productos químicos, este tratamiento considera la salud de la piel como el resultado de otros factores.

No es sólo la apariencia, sino que el estado de los músculos del cuello, de la mandíbula y el líquido retenido que una vez que se trata, repercute en una piel integralmente más sana y bella.

Cuando se hace en la cara, el gua sha utiliza también aceites esenciales para evitar cualquier marca o daño. La idea es que sea lo más suave posible con la piel, pero que también se imprima presión para liberar todos los tejidos que impiden la circulación y oxigenación.

Este video muestra un ejemplo de cómo es el tratamiento. ¿Lo probarían?