¿Rodillas "gorditas"? El complejo femenino que tiene solución

Con tratamientos poco invasivos es posible lograr que se reduzcan, tanto en tamaño, como en flacidez y conseguir que esta parte del cuerpo se vea armoniosa y sin rastros del paso de los años. Te contamos cómo lograrlo.

Es el complejo de muchas mujeres, y más aún en el periodo en que dejamos los pantalones guardados, y el uso de las faldas y vestidos es mucho más común. Rodillas gorditas, o aquellas que con el paso de los años han sufrido el efecto de la flacidez, pueden ser un verdadero complejo, ya que no es fácil de mejorar sólo con ejercicios.

DESCUBRE MÁS:

 

María Fernanda Binfa, Directora Médica de Clínica Moren, nos explica cuáles son las opciones para lograr esta reducción y ayudar en la tarea de reafirmar esta complicada zona de nuestro cuerpo.

La rodilla "gordita"

Cuando estamos frente a ese problema, en el que vemos más abultada esta zona, y que nos genera un complejo, hay algunos tratamientos poco invasivos que pueden generar cambios notables, que realmente sorprenderán.

"Una alternativa es el Coolsculpting, un tratamiento no quirúrgico para el contorno del cuerpo, que congela la grasa persistente, eliminándola de su cuerpo de forma natural. Sin agujas, ni dieta especial, ni cirugía. Es seguro, autorizado para uso médico y efectivo. Pero para la rodilla tenemos el cool mini, que es un aplicador más pequeño, especial para la zona de la rodilla. Antes no existía y reduce, gracias a la destrucción de la grasa, la que se elimina de forma natural", señala la especialista.

CoolScultping utiliza frio controlado para atacar y cristalizar las células de grasa, las que gradualmente se mueren, y son naturalmente eliminadas de su cuerpo. En las semanas y meses siguientes al tratamiento, el resto de las células de grasa de condensan, reduciendo la capa de grasa.

"La sesión es corta, son 45 minutos por rodilla solamente y con sólo una sesión se obtienen los resultados. Sólo si la rodilla es muy gordita, podría eventualmente necesitar una segunda sesión", asegura María Fernanda, quien dice que el resultado es paulatino y se verá por completo en 2 ó 3 meses.

La molesta flacidez

Cuando el problema es la flacidez, esta se puede presentar tanto en rodillas gordas, como en las más delgadas, las opciones y decisiones a tomar son otras.

María Fernanda Binfa, Directora Médica de Clínica Moren, explica que en este caso, una buena opción es el láser FOTONA.

El sistema de laser FOTONA, tiene la tecnología clínica más avanzada y eficaz, de última generación y con los mayores márgenes de seguridad de los láseres mundiales. Tiene un efecto reafirmante, evita la caída de la piel gracias a que ayuda a promover el colágeno. Los tratamientos tienen resultados notables y eficientes desde la primera sesión.

"Se recomienda que el láser se haga en combinación con otros tratamientos, como la Mesoterapia, que son microinyecciones con algún producto reafirmante. Con cuatro sesiones de cada una, se consiguen los efectos deseados, para reafirmar esta zona".

Para más información visita el sitio http://www.dracarmenmoren.cl/.

Y EN IMÁGENES:

Imagen foto_00000001