Extensiones, la forma ideal de hacer crecer tus pestañas

Tener pestañas largas, lindas y que vayan acorde con tu tipo de ojos es un sueño que puedes hacer realidad

Por Olivia O'Gam

Si tienes pestañas pequeñas es probable que alguna vez hayas soñado con hacerlas crecer de alguna forma.  Y sí, dicen que el aceite de almendras hace maravillas, pero entre ellas no está el alargarlas mágicamente. Otra opción son las mascaras que siempre prometen alargarlas pero solo las endurecen y las engrosan. También existen las fórmulas clínicas que realmente hacen crecer tus pestañas, aunque requieren de una inversión fuerte de dinero para seguir el tratamiento por lo menos 3 meses. 

DESCUBRE MÁS

 

Una excelente alternativa son las extensiones de pestañas, en las que puedes optar por la técnica japonesa que ofrece un aspecto muy natural y en la que las pestañas se colocan una a una, o bien la técnica de volumen que, como su nombre lo indica, lo que hace es hacer que las pestañas luzcan más abundantes. 

La gran ventaja de estas técnicas es que no sientes el peso de las pestañas, son resistentes al agua, el sudor y hasta las lágrimas. Las vas a amar porque no se quiebran y si un buen día te cansas de ellas o simplemente ya no quieres tenerlas las puedes retirar ya que es un tratamiento semipermanente y que solo dura 2 meses.

Tú escoges el largo, el grosor y el diseño se hace acorde con tu forma de ojo. Eso sí, debes ser muy paciente porque la sesión de aplicación puede durar hasta dos horas. 

Si hay que hablar de cuidados, las extensiones de pestañas necesitan un retoque igual que con los tintes para el cabello, sin embargo nunca más necesitarás rizarlas o maquillarnas. Solo ten cuidado de no mojarlas en las 48 horas siguientes de la aplicación y tampoco utilizar desmaquillantes con bases aceitosas.

 ¡Atrévete a probarlas!