Belleza

¿El maquillaje protege la piel del sol? Descubre si es un aliado o un enemigo

Por Gabriela Vaca Jaramillo

¿Así que empezamos el 2017 con días calurosos y soleados eh? Seguro la frase “debes protegerte del sol” ya está trillada. Pero pon tu mano en el pecho y jura que absolutamente todos los días del año usas un buen protector solar.

Como adivinamos que no lo haces al pie de la letra conversamos con la dermatóloga Yamia Fernández quien destaca que estamos seguras que al usar maquillaje con un FPS (Filtro de Protección Solar) es suficiente para cuidarnos, pero aunque no lo creas estamos haciendo todo lo contrario.

“Es verdad que existen productos cosméticos y maquillajes que tienen FPS para cuidar la piel. Utilizarlos están muy bien pero esto debe ser un complemento a la crema y al bloqueador solar. Estos maquillajes nos protegen de los rayos UVA cuando estamos en la calle o en las épocas del año en donde el sol no es tan fuerte pero a mayor temperatura y cuando es más fuerte el sol, como el verano, hay que reforzar nuestra protección solar y esto quiere decir que no basta sólo con maquillarse”, explica la experta.

 

DESCUBRE MÁS:

 

Según Fernández, el maquillaje no es suficiente porque no utilizamos la cantidad de factor de protección solar necesario e ideal para evitar daños en nuestra piel. “Además se recomienda no maquillarnos si nos vamos a exponer al sol directamente y mucho menos si lo hacemos sin un sombrero. ¿Qué pasa si lo hacemos? Podemos producir una inflamación e irritación en nuestra piel, más conocido esto como dermatitis, sin embargo, entre otras consecuencias es que podemos manchar la piel porque no se verán igual las zonas sin maquillar de las que si lo están”, acota Yamia.

La American Cancer Society destaca que la exposición a la radiación ultravioleta (UV) es el factor de riesgo principal para la mayoría de los cánceres de piel. La luz solar es la fuente principal de la radiación ultravioleta. Las lámparas y camas bronceadoras también son fuentes de radiación ultravioleta. Las personas que se exponen mucho a los rayos UV procedentes de estas fuentes tienen un mayor riesgo de cáncer de piel.

Hay tres tipos principales de rayos UV:

Los rayos UVA envejecen a las células de la piel y pueden dañar el ADN de estas células. Estos rayos están asociados al daño de la piel a largo plazo tal como las arrugas, pero también se considera que desempeñan un papel en algunos tipos de cáncer. La mayoría de las camas bronceadoras emiten grandes cantidades de UVA que según se ha descubierto aumentan el riesgo de cáncer de piel.

Los rayos UVB tienen un poco más de energía que los rayos UVA. Estos rayos pueden dañar directamente al ADN de las células de la piel, y son los rayos principales que causan quemaduras de sol. Asimismo, se cree que causan la mayoría de los cánceres de piel.

Los rayos UVC tienen más energía que otros tipos de rayos UV, pero no penetran nuestra atmósfera y no están en la luz solar. No son normalmente una causa de cáncer de piel.

¿Qué debemos hacer?

Las prácticas para evitar, prevenir y cuidar a nuestra piel de algún daño son sencillas.

Aplica tu crema hidratante con FPS siempre para que estés durante todo el día protegida.

Si no te vas a exponer al sol directamente puedes utilizar una base de maquillaje con un buen Factor de Protección Solar.

No tomes nunca el sol directamente si estás con maquillaje para así evitar quemaduras e irritaciones.

 TE RECOMENDAMOS EN IMÁGENES:

Imagen foto_00000001

Y EN VIDEO:

Guía básica para aprender a usar bufandas y sacarles provecho