Tratamientos capilares nocturnos para revitalizar tu cabello y brillar en el día

Cuidar el pelo de noche es la mejor opción para las mujeres que no tenemos tiempo de pasar horas en el salón de belleza.

Todas soñamos con tener el pelo sano, brillante y suave, pero son muchísimos los factores que nos impiden lograrlo siempre, como el sol, el secador de pelo, las planchas, el cloro de las piscinas, los productos químicos, la contaminación, entre otros. Como prácticamente no hay manera de evitar el uso de estos productos, o la exposición, es que debemos preocuparnos de hacer lo necesario para volver a nutrir, hidratar y revitalizar nuestro cabello.

DESCUBRE MÁS:

 

Muchas veces he escuchado a mujeres decir que se aplican productos en el pelo en la noche, que duermen con ellos y que se los retiran al día siguiente. Si bien hay tratamientos específicos para la noche, hay muchísimos productos que no tienen esta finalidad. Con la tecnología de los buenos productos de hoy, no es necesario estar horas de horas con una mascarilla en el pelo para que haga efecto, o exponernos al calor para mejores resultados.

¿Sabías que el pelo tiene una capacidad máxima de absorción de producto? Por lo tanto, aplicar exceso o dejar un producto más tiempo del recomendado no siempre traerá mejores resultados. Al contrario, hay veces que eso sólo logra que saturemos nuestro cabello.

La mayoría de las mascaras de nutrición que NO son específicamente para tratamientos nocturnos, actúan entre los 5 y 20 minutos una vez aplicados, y transcurrido este tiempo todos los minutos extras no aportan nada.

Los tratamientos nocturnos, en cambio, ideados especialmente para dejarlos toda la noche, tienen varios beneficios. La noche es un buen momento para rutinas de belleza, ya que mientras dormimos se secreta mayor cantidad de hormona del crecimiento y las fibras capilares están mucho más receptivas, por lo que es un buen momento para tratarlas.

Sí hay que tener en cuenta la posibilidad de ensuciar la almohada. Entonces, hay que tener la precaución de aplicar una cantidad moderada del aceite o crema, y poner algún protector, ya sea en la cabeza o la almohada. Al día siguiente es muy importante enjuagar bien el producto para que el pelo no tenga un aspecto sucio o grasoso.

Mi tratamiento capilar nocturno favorito –y que me ha funcionado de maravilla– es el Nutrifier Overnight Masque, una espuma libre de silicona de secado instantáneo y uso nocturno que protege el cabello de las fricciones de la almohada, nutre, lo deja sin frizz y muy fácil de peinar al día siguiente. Está compuesto de aceite de coco y glicerol el cual –aparte de tener un olor fresco e increíble– produce resultado instantáneos y notorios.

Para aplicarlo se debe distribuir una porción equivalente al tamaño de una mandarina pequeña sobre el pelo seco antes de dormir; se recomienda peinar para que quede parejo en toda la cabellera.

La gracia, es que evita que la fricción de la almohada altere las cutículas y se abran dejando la fibra quede irregular, provocando que nuestro cabello se dañe, seque, opaque y quede áspero.

Con este pequeño paso antes de dormirte estarás protegiendo y reparando tu cabello por 8 horas aproximadamente; lo importante es usar los productos adecuados, ya que si no son tratamientos específicos no se obtendrán los resultados esperados. Ya sabes, aprovecha de cuidar tu pelo mientras duermes, ¡y amanece con un pelo increíble!