Tips básicos para maquillar tus ojos de acuerdo a su forma

Aprende a identificar la forma que tienen tus ojos y descubre qué maquillaje es el ideal para ti

¿Te ha pasado que ves imágenes y tutoriales de maquillaje donde los ojos quedan increíbles y, cuando lo intentas, el resultado es diferente? No significa que seas mala maquillándote, probablemente la técnica que estás utilizando no es la adecuada para la forma de tus ojos.

Grace Guzmán, de Studio Essence y los expertos de Air Optixr Colors nos ofrecen algunos tips para maquillarlos según su forma. Pero primero, hay que identificar cuál es, sigue leyendo y descubre cómo hacerlo.

DESCUBRE MÁS

  

Si los extremos de tus ojos son achatados y tu iris se ve casi por completo, su forma es redonda, normalmente con éste tipo de formas tu párpado móvil es visible.

Cuando tus ojos son alargados y extendidos hacia la parte exterior, son rasgados. En estos casos el iris y el párpado móvil se ven muy poco.

Si identificas que los extremos terminan en una punta ligera y el exterior está ligeramente hacia arriba, tus ojos son almendrados.

Cuanto el extremo exterior está hacia abajo, son caídos. Con esta forma los extremos pueden ser achatados o alargados, lo que les da esta forma es que tienen una mayor inclinación hacia abajo.

Imagen foto_00000005

Para este tipo de ojos buscaremos darles el efecto de ser más alargados, terminando en una punta hacia arriba, es muy sencillo, lo que debes hacer es:

– Aplicar una base del color de tu piel y poniendo en el párpado móvil una sombra clara para iluminar.

– Usando una sombra oscura, difumínala en forma de V en la parte externa del párpado móvil, no agregues colores oscuros en el interior de los párpados.

– No delinees tus ojos siguiendo la línea de tus pestañas, dibuja una línea ascendente a partir de la mitad del párpado, terminando en punta hacia arriba.

– El delineado del párpado inferior debe ser un poco más alargado desde el medio hacia el final del párpado.

– Difumina la línea hasta fusionarla con la sombra y añade rímel.

 

Imagen foto_00000002

Ya que la forma de este tipo de ojos hace que su párpado móvil sea pequeño y que no se note en algunas ocasiones, debes buscar darles el efecto de profundidad que no tienen naturalmente. Es importante usar tonos oscuros que harán resaltar la belleza de tu mirada, para conseguirlo te recomendamos:

–  Aplicar una base del color de tu piel sobre el párpado y el contorno del ojo, sobre ésta una sombra oscura del extremo interior al exterior del párpado móvil dándole un efecto degradado.

– Delinea tu ojo con un lápiz fino, preferentemente con delineador líquido de pincel delgado al ras de las pestañas, es muy importante delinear la línea inferior de las pestañas, sin dibujar la línea interna.

– Añade un rímel que le dé volumen a las pestañas arriba y abajo.

Imagen foto_00000003 Es más fácil de maquillar, puedes jugar con diferentes estilos, como profundos con colores oscuros para la noche o colores luminosos para el día. Para maquillarlos te recomendamos:

– Primero aplica una base de tu tono de piel, con una sombra beige o crema ve de la línea de las pestañas hacia el arco de la ceja.

– Con un tono un poco más oscuro, como café o dorado, cubre tu párpado móvil, remarcando el color en la cuenca con un tono más oscuro en forma redondeada o en v.

– Delinea tus ojos de manera ascendente desde el extremo interior hacia el exterior, alargando un poco más allá del rabillo del ojo.

– Añade rímel para darle más volumen a tus pestañas, cepilla muy bien las pestañas para que se vean largas y definidas.

Lo que queremos conseguir es realzarlos para que se vean más abiertos, aquí van los pasos:

– Aplica la base del tono de tu piel, delinea el párpado superior al ras de las pestañas, solamente de la mitad al final del ojo, dibujando un rabillo hacia arriba en el extremo exterior.

– También debes delinear el párpado inferior, llegando al final de los ojos debes unir la línea con el de arriba en una sola punta.

– Aplica rímel suficiente arriba y abajo, poniendo énfasis en las pestañas que están en la parte exterior del ojo.

 Imagen foto_00000004