Aprende el paso a paso para ponerte pestañas postizas

Si los ojos son las ventanas del alma, las pestañas vendrían a ser como las cortinas... Pero además de una herramienta seductora, son muy eficaces a la hora de darle un toque de glamour y belleza a nuestro maquillaje.

La columna de Sole Donoso. Instagram: @soledonosomkp Web: www.soledonoso.cl

Existe la común equivocación de confundir el uso de las pestañas postizas como exclusivo para shows o disfraces, pues agrandan e intensifican la mirada. Pero no, hay en el mercado una gran variedad para lograr miradas más naturales; créanme, no todas son largas hasta la ceja y rodeadas de glitter (aunque amo las de este tipo). Hay de diferentes formas, tallas, colores y formatos, diseñadas para cumplir las necesidades de todo tipo de ojos.
Casi todas las grandes marcas de maquillaje poseen sus propias pestañas, pero claro, uno siempre tiene sus favoritas.

DESCUBRE MÁS:

 

De muy buena calidad y gran variedad de diseños, de la marca Andrea; suelo comprarlas en los Preunic, donde según yo tienen la mejor relación precio-calidad. Si buscas algo más glamoroso, M.A.C, más caras pero de excelente calidad, te aseguran además varias posturas si eres cuidadosa. Para precios intermedios vitrinea en DBS, ellos manejan diferentes marcas y un buen repertorio de diseños. Ahora les hablaré de las más comunes y sus ventajas

Pestañas por mechitas: Son las que se ven más naturales, vienen en pequeños grupos de 4-5 pestañitas cada uno, cosa que puedes ir decidiendo en qué lugar es más necesario y manejar la densidad que dejarás. Otra ventaja es que vienen en diferentes tallas (S-M-L), lo ideal es que sean tan solo un poco más largas que las tuyas para que no se vean falsas.

De medio ojo: A mi juicio las más fáciles de usar, vienen literalmente listas para poner en el extremo exterior del ojo, acentuando un look almendrado e ideales para las de ojos muy redondos o saltones.

Ojo completo: La variedad es casi infinita, tamaños, colores densidad, etcétera. Las recomendaciones serían fijarse que el hilo (la parte por la que van unidas todas las pestañas) sea delgado y flexible, y antes de pegarlas medirlas en tu propio ojo y recortar el sobrante, porque si no quedan muy incómodas.

Aplicación: Necesitas un pinza que esté muy limpia para que no se pegoteen los pelitos de la pestaña; lo ideal es sacarlas de su envase suavemente agarrándolas lo más próximo posible al hilo o base. Si lo haces del extremo de los pelitos puedes arrancar uno o deformarla; hazlo de manera suave y firme, sin apretar demasiado para no cortarla.

Aplica el pegamento en toda la base; en el caso de las de mechitas pongo sobre alguna superficie una gota de pegamento y voy untando las bases, en el caso de las completas pongo una delgada capa de extremo a extremo, la soplo, espero unos instantes y la pego, cuidando de hacerlas coincidir con el inicio de mis propias pestañas. ¿Mi pegamento favorito? Marca Duo con terminación negra.

No recomiendo encrespar las pestañas demasiado previo a la aplicación, ya que si están apuntando demasiado alto será difícil situar las postizas sobre las naturales; una vez que te aseguras que el pegamento está seco puedes aplicar máscara de pestañas, aunque si quieres un efecto más natural, puedes aplicarte la máscara antes solamente en las naturales, y dejar las postizas sin.