Aceite de coco para reducir la grasa abdominal ¡Entérate!

Estudios científicos avalan sus propiedades en la reducción de grasa abdominal y en la proceso de aceleración del metabolismo. Llegó a Chile desde Estados Unidos, cápsula que posee la dosis diaria recomendada por los especialistas.

Pese a que nuestro país no se caracteriza por el clima tropical, el aceite de coco ya se hace presente en diversos formatos: como mantequilla para repostería, aceite para cocinar, y entre otros. Lo más reciente es la llegada a Chile desde Estados Unidos, de una cápsula  que contiene los 4 gramos diarios recomendados por los especialistas para poder beneficiarse de los múltiples atributos del aceite de coco.

DESCUBRE MÁS:

 

Aceite de coco para bajar de peso
Primero hay que saber que el aceite de coco que se recomienda consumir debe ser extra virgen, prensado en frío e idealmente orgánico, para evitar que no tenga ningún aditivo ni proceso químico que lo haga perder sus propiedades.

El aceite de coco está compuesto por ácidos grasos de la Cadena Media, lo que significa que son grasas positivas para nuestro organismo. Estudios en la población africana, donde el consumo de aceite de coco representa el 80% de la ingesta diaria de grasas, mostraron que no hay relación entre obesidad y el consumo de aceite de coco; por el contrario, en China un estudio comprobó que el consumo de grasas de la Cadena Media disminuye la grasa corporal, esto se debe a que el aceite de coco actúa a nivel metabólico aumentando el efecto termogénico de los alimentos, lo que genera un mayor gasto energético al metabolizar las grasas ingeridas. Además, disminuye la formación de grasas de depósito, es decir ayuda a reducir la grasa abdominal y contribuye a reducir el diámetro de la cintura.

Por otra parte, en el proceso de metabolización de los alimentos, genera un efecto de saciedad, lo que contribuye al control del apetito y la ansiedad.

"El aceite de coco en poblaciones de países de clima tropical, es un elemento esencial. Estudios sobre esas poblaciones han arrojado bajos índices de diabetes, obesidad o enfermedades al corazón asociadas al colesterol por ejemplo. Cuando se ha cambiado el aceite de coco por otros como de maravilla, la tasa de diabetes aumenta considerablemente en la población", asegura Carola Santana; Ph.D. en Nutrición Humana.
También se le atribuyen propiedades estéticas, ya que previene el fotoenvejecimiento y contribuye al cuidado de la piel por medio de los polifenoles que lo componen y que actúan como antioxidantes para la dermis.

¿Cómo funciona el aceite de coco?
Las grasas de la Cadena Media son fácilmente hidrolizada en el tracto gastrointestinal y los ácidos grasos son transportados directamente al hígado a través del sistema venoso, en contraste con los ácidos grasos de cadena larga que son incorporados a los quilomicrones para ser transportados a través del sistema linfático o la circulación periférica. Los grasas de Cadena Media no requieren carnitina para atravesar la membrana mitocondrial ya que ellos rápidamente entran a la mitocondria y logran una oxidación rápida a cetonas, mientras que la mayoría de los ácidos grasos de cadena larga quedan aglomerados como triglicéridos. Es por eso que en los últimos años se ha producido mayor interés por el consumo de aceite de coco en todo el mundo como un alimento que beneficia el tratamiento del sobrepeso y obesidad tanto en animales como humanos.

(Puedes encontrar las cápsulas en farmacias Cruz Verde)

Y EN IMÁGENES:

Imagen foto_00000016