El gran significado de Selena x MAC para las latinas

Es la representación de nuestra voz que quería encontrar algo que le quedara a nuestra piel y a nuestros rasgos y finalmente, es la representación de un sueño

No quiero sonar como el clásico estereotipo de latina, pero por mi experiencia, recuerdo perfectamente los días en los que crecí viendo novelas con mi tía y mi mamá y juntas comentábamos qué sucedía con los protagonistas o los temas principales de los programas.

El tiempo pasó, nuevos miembros de la familia se incorporaron y las responsabilidades aumentaron, por lo que el tiempo que teníamos para compartir desapareció, pero casi 15 años después, mi corazón sonríe cada vez que recuerdo todos esos días.

También recuerdo haber crecido escuchando “Bidi Bidi Bom Bom” y “Como La Flor”, dos grandes éxitos de Selena, y haberlos bailado en todas las fiestas, bodas o celebraciones que incluyeran buena música y adultos.

Con el paso de los años, mi gusto musical ha cambiado, y he pasado por Britney Spears, Kudai, 30 Seconds to Mars, Nelly, Drake, John Mayer, entre otros, pero ahora que soy un adulto, la razón por la que disfruto cantar a todo pulmón las canciones de la reina de la cumbia, va más allá de su ritmo pegajoso y sus letras divertidas; estas canciones me hacen celebrar mi cultura latina y todo lo que esta significa.

Para mí, Selena siempre ha estado presente, pero ahora que su colección de maquillaje ha salido, todo en redes sociales habla de ella, y es por eso que días atrás tuve el deseo de ver su película.

Mi acompañante en esta ocasión fue mi hermana, quien tiene 11 años y canta con su corazón “Amor Prohibido”. Ya no recordaba muchas de las escenas, así que fue como verla por primera vez, sin embargo, en esta ocasión, tuvo un impacto en mí, porque a través de ella pude ver los sueños, luchas y miedos, no solo míos, sino de muchas mujeres que están a mi alrededor.

Sus principios eran humildes, pero dentro de una familia llena de amor. Los Quintanilla eran unidos, y su relación con su madre me recordó a la que yo tengo con mi mamá, en la que todas las noches voy a su cuarto a conversar y contarle desde cosas simples como que tal estuvo mi día, hasta compartirle mis sueños y ambiciones.

Su relación con su padre fue la que tocó mi corazón, porque como el de ella, el mío también es estricto, pero sé que el amor que tiene por mí no tiene límites y todo lo que quiere es lo mejor para su hija.

Otra cosa que quisiera destacar de ella era su belleza natural, y como era siempre honesta a sí misma y a quién era. Comía pizza y tomaba Coca Cola. Usaba crop tops, labial rojo y un delineado negro en sus ojos sin miedo al qué dirán.

Probablemente esa es la razón por la que chicas de diferentes generaciones la ven como una inspiración, porque ella transmitía una confianza y seguridad en sí misma que creo que todos necesitamos en nuestra vida para poder triunfar.

Viendo todo lo que ella reflejaba, no pude evitar pensar en las mujeres latinas, y luchadoras, trabajadoras y joviales que son. Me hace pensar que fuimos criadas para ser mujeres independientes, y no la responsabilidad de alguien más. Fuimos educadas para convertirnos en mujeres exitosas y con mejores oportunidades que las que tuvieron nuestros papás.

Constantemente, nuestras mamás nos dicen cosas como  “aprende a cocinar”,  “limpia tu cuarto”, “escucha consejos y llegarás a vieja”, pero no lo hacen porque quieren que nos quedemos en casa haciendo las tareas del hogar, sino que lo hacen para prepararnos cuando en un futuro, si tenemos la oportunidad de irnos al extranjero o vivir solas, podamos valernos por nosotras mismas.

selena.jpg

periodicocorreo.com

Nuestras familias quieren mujeres que no tengan miedo a luchar por sus sueños, pero que también sean capaces de tener los pies en la tierra y de recordar de dónde vienen y tener claro hacia dónde van.

Creo que está en nuestra naturaleza latina ser coquetas, y constantemente nuestras abuelas o nuestras madres nos dicen que nos arreglemos aunque sea solamente para una pequeña salida, por lo que cuando MAC anunció la colección, nos sentimos parte de algo. Nos hizo sentir que una meta había sido alcanzada.

A pesar de que mis finanzas no son las suficientes para comprar todos mis productos de la prestigiosa marca, ver que una potencia tan importante en la industria de la belleza nos dio algo de nuestra cultura, me hizo sentir que yo también era parte de todo esto.

Para mí, no solo era maquillaje de alta calidad, era la representación de algo con lo que muchas crecimos, era la representación de nuestra infancia o adolescencia y todos los momentos que pasamos bailando sus canciones y cantando El Chico del Apartamento 512 o Dreaming of You –que es mi color favorito de la colección- .

Es la representación de nuestra voz que quería encontrar algo que le quedara a nuestra piel y a nuestros rasgos y finalmente, es la representación de un sueño.

Un sueño que de diferente manera, todas tenemos. El sueño de ser personas que tengan impacto en la vida de otras, sin importar de dónde venimos y más que eso, dándole importancia adonde vamos y con quiénes recorreremos ese camino.