¡Tu pelo necesita un peeling capilar! Aquí te decimos cómo hacerlo en casa

Margarita Larraín nos explica la nueva tendencia en reparación capilar, el peeling.

Existen varios conceptos, productos o tratamientos que originalmente nacieron para cuidar la piel del rostro, y que con el tiempo se han ampliado a lo capilar, pero claro, no debemos olvidarnos que bajo nuestro pelo está el cuero cabelludo, que también es piel, por lo que es normal que necesite cuidados especiales parecidos a los de la piel de otras zonas del cuerpo. Uno de estos conceptos es el peeling, proceso para el cuero cabelludo que les contaré qué es, para qué sirve, cómo se realiza, y todo lo que necesitan saber.

DESCUBRE MÁS:

 

El peeling capilar es una exfoliación en el cuero cabelludo que sirve para eliminar las células muertas, exceso de cebo, caspa, residuos de productos, de tinturas, etcétera. Además, no debemos olvidar que nuestro cabello se alimenta y nutre a través del cuero cabelludo, por lo que es primordial mantenerlo sano, y con esta exfoliación se limpia y oxigena en profundidad también.

La frecuencia con que se realice el peeling capilar también es importante. No es recomendable realizarlo muy seguido, y en ningún caso todos los días. Lo ideal es que si tienes algún tipo de problema específico, como excesiva producción de cebo, caspa o descamación, lo realices una vez por semana. En cambio, si no tienes nada, con una vez cada 15 días está bien. Ahora, ¡ojo! Si eres de cuero cabelludo sensible debes realizarte esta limpieza profunda sólo una vez al mes. El peeling se puede hacer en cualquier tipo de cuero cabelludo, pero es más útil y recomendado para quienes tienen los problemas que les dije.

Aparte de los beneficios mencionados –oxigenación, limpieza profunda, control de los problemas de caspa y exceso de cebo– el peeling prepara el cuero cabelludo para recibir productos con nutrientes, para que penetren de mejor manera. También ayuda a evitar la caída del pelo, ya que estimula y aumenta la circulación haciendo que reciba más y mejor los nutrientes, y logra que el pelo crezca más fuerte y sano.

Existen productos profesionales específicos en el mercado para hacer este tratamiento, los cuales tienen toda la tecnología y compuestos necesarios para lograr los efectos deseados, y este servicio es realizado cada vez con mayor frecuencia en las mejores peluquerías.

Pero también tengo un dato casero para realizarte un peeling capilar: mezcla aceite de oliva, miel y azúcar, y masajea cuidadosamente, porque podría sensibilizarse en exceso el cuero cabelludo, irritarse o producirse alguna reacción no deseada.

Ahora bien, ya sea un peeling casero o profesional, hay una regla que debes seguir sí o sí: nunca realizarte un proceso químico –coloración, alisado permanente o algo similar– el mismo día de la exfoliación, ya que el cuero cabelludo estará más sensible y podría producirse una reacción de alergia o irritación.

Ya conoces la técnica del peeling capilar, cómo funciona y todos los problemas que puedes combatir al realizártelo. Así es que si tienes caspa, exceso de producción de cebo, caída del pelo, descamación o simplemente quieres preparar tu cuero cabelludo para que los productos o nutrientes que le vas a aplicar a tu pelo penetren mejor, ¡el peeling es tu mejor opción! Pruébalo y verás la sensación de limpieza y frescura que sientes, y después de unas cuantas sesiones podrás ver cómo tu cabello comienza a fortalecerse, la caspa a reducirse, se alivia la picazón y muchos beneficios más. Recuerda que para esta bien debes cuidarte de la cabeza a los pies, ¡y para eso tiene que partir por el pelo!