Todo lo que tienes que hacer desde ahora para brillar en el verano

El frío puede ser un gran aliado para realizarnos una serie de procedimientos, tanto faciales como corporales. Además, así estarás OK cuando empiece la temporada de calor.

Por Valeska Silva Pohl.

Al mal tiempo buena cara, ¿no? Y nunca estuvo mejor dicho. ¿Por qué? Porque el invierno es la estación ideal para apostar por algunos tratamientos que es mejor evitar en verano, específicamente por el sol, que mancha la piel y acentúa marcas y cicatrices. Además recuerda que con el calor se produce una mayor vasodilatación y con ello más hematomas, inflamación y complicaciones que pueden producirse post procedimientos. Esta es una guía de qué puedes hacer, ¡ahora!

El doctor Rodrigo Loubies, dermatólogo de Clínica La Parva, comenta que los tratamientos más recomendados para realizar en esta época del año son "los ablativos, que son los que rompen o inflaman la piel. Ello porque pulen y/o pelan la piel, como el peeling y la microdermoabrasión".

Más: Famosas chilenas se han sumado al corte del año ¡Así se ven!

Otros procedimientos ideales para realizar en estas fechas son todas las terapias láser para disminuir la rosácea con Luz Pulsada Intensa (IPL) o las que eliminan las venas rojas visibles. "También los láser resurfacing –técnica láser para corregir arrugas y rejuvenecer la piel– que generan descamación profunda y sacan las capas superficiales de la piel. En general recomiendo realizar en invierno todos los láser de rejuvenecimiento, porque regeneran la piel. En definitiva, todo tipo de tratamiento que provoque cambios en la epidermis".

El dermatólogo hace especial énfasis en que esta época del año es la más apropiada para procedimientos en personas de pieles más envejecidas, "porque el sol acentúa ese envejecimiento". Aclara que todas son recomendaciones, porque lo cierto es que se pueden hacer en toda época del año, pero es ésta en la que se podrá obtener mejores resultados.

Por su parte, Doris Martínez, esteticista y dueña de Les Gémeaux Esthetique, sostiene que una limpieza facial profunda, especialmente si es con peeling y microdermoabrasión, es mucho mejor realizarla en otoño e invierno. Y agrega que es muy importante tener especial cuidado con la depilación láser, "ya que si se realiza sobre una piel bronceada, se corre el riesgo de quemarla. Como es un tratamiento largo, con varias sesiones, lo que se debe hacer, idealmente, es congelarlo en verano y retomarlo o empezar en otoño e invierno".

También nos da una sugerencia bastante práctica. "Esta es además la mejor fecha del año porque los tratamientos se realizan con tiempo, sin el apuro o la cantidad de gente que llega a los centros a partir de septiembre, cuando busca soluciones exprés para enfrentar el verano".

Más: Mindfulness: aprende a entrenar tu mente y mejorar tu vida

Tratamientos recomendados:
Peeling químico. Existe superficial, medio o profundo, según la concentración del ácido y las capas de piel que se eliminen. Apropiados para acné, rejuvenecer y atenuar arrugas y reafirmar la piel.

¿Beneficios? La piel se rehidrata, se genera más colágeno, elastina y agua. Se normaliza y controla la secreción de grasa, atenúa manchas, arrugas y se oxigena la piel.

¿Por qué en invierno? Casi todos los peelings químicos provocan fotosensibilidad –sensibilidad a la luz– y pueden salir manchas y/o quemaduras cutáneas.

Es una alternativa a los peelings químicos o de láser, y también regenera muy bien los tejidos. Nació en Italia, en una unidad de quemados, y sus efectos fueron tan espectaculares que hoy se utiliza en estética para el cuidado de la piel. Es un "barrido" de las células muertas con puntas o micropartículas de diamante o sales marinas, para conseguir una completa regeneración celular.

¿Beneficios? Limpia y afina la piel, cierra los poros, mejora e incluso elimina arrugas finas y medianas, manchas, marcas, cicatrices y estrías.

¿Por qué en invierno? Trata, precisamente, de reparar los daños solares –manchas y arrugas–, los cambios de temperatura, la humedad (poros abiertos) y el acné.
IPL (Luz Pulsada Intensa). Procedimiento que emite una banda ancha de luz que realiza lo que se conoce como fotorejuvenecimiento. La piel queda enrojecida y para calmarla se aplican mascarillas refrescantes y gel de aloe vera, además de alta protección solar.

¿Beneficios? Aporta luminosidad a la piel, mejora su textura, hace desaparecer manchas, atenúa las arrugas, favorece la renovación celular y la formación de colágeno y elastina, fundamentales para la juventud cutánea.

¿Por qué en invierno? En épocas de mucha radiación solar existe el riesgo de pigmentación cutánea y que los resultados sean nulos.

Depilación Láser. Actualmente se realiza con distintos tipos de láseres –como Alexandrita y Diodo– y con Luz Pulsada Intensa (IPL). Ataca directamente a los vasos que nutren al pelo, el folículo piloso, evitando que vuelva a salir.

¿Beneficios? El pelo no se cae en el momento, sino a lo largo de una semana. Entre un 75 y un 90% del vello desaparece totalmente. Se debe hablar de depilación duradera, no definitiva. En el peor de los casos el vello se debilita notablemente.

¿Por qué en invierno? La exposición directa al sol puede traducirse en pigmentación cutánea. Además, si la piel está bronceada, la luz del láser puede llegar a provocar quemaduras, ya que la melanina absorbe la energía lumínica.