Consejos fáciles y rápidos para tener pestañas de película

No tendrás nada que envidiarle a Twiggy o a Audrey.

¿Te gusta hacer cambios de luces? Si no conoces el dicho, así se le llama al movimiento que hacemos con las pestañas para hipnotizar a alguien que nos gusta. Lamentablemente, y por diversos factores, a veces nuestras luces fallan y no resaltan tanto como quisiéramos.

Casi siempre, le damos mucha importancia al cuidado de la piel, del cabello y las uñas, pero las pestañas merecen la misma atención. Primero, hay que hablar de su verdadero propósito: proteger tus ojos de la contaminación ambiental y de infecciones.

eyeeyelasheseyelasheseyelidseyesfavim.jpg

© Favim

Ahora, si te gusta aprovecharlas como un recurso de belleza, esta información te va a ser muy útil. Es importante saber que las pestañas son muy delicadas y que cualquier tirón puede sacarlas de raíz. De hecho, no es muy común que nos preguntemos cuánto se demora en crecer una pestaña que se cae naturalmente, o producto de un tirón.

Como el pelo de la cabeza, las pestañas también tienen su ciclo de crecimiento. Hay factores externos que pueden alterarlo, pero generalmente, y una vez que se caen, las pestañas de una persona sana y con una buena alimentación se demoran aproximadamente 2 meses en crecer.

Las pestañas, su tamaño y color están determinados por la genética: hay personas que las tienen más largas que otras y a pesar de que existen productos como serums o fórmulas para formentar el crecimiento, es difícil que lleguen a ser más largas de lo que tu ADN determina.

Sacar provecho a nuestras pestañas

Vamos a lo que nos importa: tener pestañas lindas. Si has escuchado hablar del aceite de ricino, tienes que tenerlo entre tus tesoros de belleza. Es como esos secretos de abuela, pero que realmente sirven, y lo digo por experiencia propia.

Hubo un período en que perdí muchas pestañas por culpa de un encrespador en mal estado (ya vamos a hablar de eso) y una amiga me dijo que el aceite de ricino era lo que necesitaba. Aplicaba todas las noches una gotita en el nacimiento de las pestañas y también, sobre las que habían sobrevivido a mi pequeño accidente.

No les miento: en un mes mis pestañas estaban más largas y las que crecían, venían firmes y brillantes. Lo ideal es reciclar un cepillo de rímel que ya no uses, lavarlo y usarlo para aplicar el aceite. En el mercado hay unos especiales para esto (son transparentes) y esa opción es mejor porque sería una herramienta limpia para un mejor cuidado.

Aquí hay una pequeña lista de lo que tienes que hacer para tener pestañas envidiables:

  • Nunca, JAMÁS, las tires. Son tan delicadas que se caerán. 
  • Usa una máscara de pestañas de buena calidad, es algo en lo que vale la pena invertir
  • Cuando te vayas a dormir, elimina los restos de maquillaje con toallitas desmaquillantes o agua micelar con un algodón, no te quedes con las pestañas pintadas
  • NUNCA encrespes tus pestañas con el rímel puesto. Se te van a pegar y va a pasar lo que ya te imaginas
  • Si te aplicaste rímel y quedó mal, no te pongas uno de otro tipo encima. Primero remueve el que te pusiste y ahí puedes pintarlas de nuevo
  • Evita usar pestañas postizas. Como las extensiones de cabello, puede que las debiliten y si no las dejas respirar, se van a caer con mayor facilidad