Tips infalibles para tener unas manos suaves y bellas

Las manos son muy delicadas y pueden verse afectadas por muchas cosas, es por eso que te compartimos algunos consejos para que siempre las tengas bien cuidadas.

La piel seca o deshidratada puede darle a las manos una apariencia madura y crear una sensación desagradable. Sin embargo, existen algunas cosas que puedes hacer para que las manos sean más suaves.

Jacquie Carter, directora de nutrición externa en Herbalife, comparte algunos consejos para lucir unas manos con apariencia más juvenil y más suaves al tacto:

– No laves tus manos de más. El lavarse las manos es muy importante y si practicas una buena higiene, es probable que no puedas contar cuántas veces te lavas las manos al día. Pero, aunque lavarse las manos es necesario, deberías de evitar exponerlas mucho al agua. Usa guantes de goma cuando laves los platos o limpies el lavabo, la ducha y la regadera. Mantén las manos limpias, pero toma las medidas de precaución necesarias de no hacerlo de más, exponiendo la piel de forma innecesaria.

       DESCUBRE MÁS:

 

– Piensa antes de usar barras de jabón. Las barras de jabón son maravillosas para el cuerpo, pero cuando se trata de lavar las manos una y otra vez, podrías considerar un jabón más suave para las manos. Busca un limpiador de manos sin sulfatos y que contenga antioxidantes de vitaminas e ingredientes naturales como sábila, aceite de oliva y manteca de Karité para proporcionarle a las manos la humectación necesaria.

– Mantén a la mano una crema humectante. Es necesario usar una crema de manos cuando se trata de cuidar las manos. Mantén la crema junto al lugar en donde lavas los platos para que puedas acostumbrarte a usarla después de lavar. Lávate las manos, sécalas y aplica crema de manos mientras la piel está húmeda. Esta es la mejor forma de mantener la humedad y obtener una piel suave y sedosa.

– La protección es importante. Al estar expuestas, las manos siempre corren el riesgo de resecarse. Durante los meses fríos, asegúrate de utilizar guantes cuando estás al aire libre. La nieve, el frío y en especial el viento, pueden secar, deshidratar y agrietar la piel en poco tiempo. Al trabajar en el jardín, por lo general, puede causar daño.

– Protector solar. Las manos, por lo general, muestran la edad. Por esto necesitas cuidarlas, no solo hidratándolas y limpiándolas, sino también cuidándolas con mucha protección solar. Los rayos UVA y UVB del sol son perjudiciales y pueden quemar y envejecer la piel. El dorso de las manos es muy propenso a las manchas solares y necesitas protegerlas al conducir, al andar en bicicleta y hasta cuando cortas el césped. Una exposición mínima al sol, puede causar efectos a largo plazo en las manos.

– La noche es el mejor momento. Comienza un hábito usando crema en las manos antes de dormir. Incorpora este sencillo paso a tu rutina de noche y nunca lo olvidarás. Mantén la crema en tu mesa de noche y permite que sea lo último que haces antes de apagar la luz. No hay nada mejor que despertarte con las manos suaves y sedosas. Además, lucirán de maravilla.

– Beneficios de la exfoliación. Una exfoliación rápida por lo menos una vez a la semana, es un paso sencillo que puede ayudar a remover las células muertas de la piel, creando una sensación maravillosa. La próxima vez que te exfolies la cara, utiliza el mismo producto para exfoliarte las manos. Agregará unos segundos extras a tu rutina, pero la recompensa valdrá la pena. Y no te olvides de las cutículas. Un poquito de crema extra a las cutículas hará la diferencia.