5 errores al lavar tu cara que pueden estar dañando tu belleza

Una experta nos dice por qué, cuando se trata de desmaquillarse, no se puede ir de prisa y hay que tomar este proceso con mucho cuidado. ¡Aprende cómo cuidar tu belleza!

Cuando se trata de limpiar la piel, necesitas evitar errores que pueden provocar más daños que beneficios ¿estás usando los productos y el método correcto para lavarte la cara?, Jacquie Carter, directora, Educación y Capacitación Mundial de Nutrición Externa de Herbalife, nos comparte los errores más comunes.

        DESCUBRE MÁS

 

– Utilizar el limpiador incorrecto.- La piel de la cara es delicada, por lo que debes evitar productos que sean demasiado fuertes o con un alto contenido de detergentes y perfumes. Busca un limpiador facial que sea específico para tu tipo de piel. Existen limpiadores para piel grasa, seca, sensible, propensa al acné, o cualquier tipo de piel que tengas. El limpiador correcto te ayudará a remover la grasa, la suciedad y las impurezas de la piel, sin afectar la salud de la piel.

– Usar limpiadores que contienen ingredientes que irritan la piel.- Es muy importante leer las etiquetas de los productos para conocer no solamente lo que contiene tu limpiador, sino también para saber lo que no contiene. Evita productos con ingredientes que irriten la piel, como sulfatos y parabenos. Los sulfatos pueden provocar que la piel se reseque, se ponga roja y que se irrite. De hecho, muchas personas son alérgicas a los sulfatos y no lo saben. Busca ingredientes que suavicen e hidraten la piel como la sábila.

– Usar agua muy fría o muy caliente para lavarte la cara.- Cuando era joven, siempre creí que el agua caliente podía abrir los poros, y el agua fría los cerraría. ¿Adivina qué?, no es verdad. La mejor temperatura para la piel es la templada. Las temperaturas extremas pueden crear efectos no deseados en la piel, incluyendo daño capilar. Así que, utiliza agua tibia para obtener resultados óptimos.

– Enjuague incorrecto.-Cuando se trata de la higiene, no puedes ir de prisa. El no enjuagar la piel correctamente puede causar problemas graves. Cuando no enjuagas el limpiador por completo, puede acumularse en la superficie de la piel y obstruir los poros, lo que produce irritaciones o acné. La piel puede sentirse seca, irritada y tensa. Así que asegúrate de tener suficiente tiempo para enjuagarte la piel y obtener un buen resultado.

– No utilizar una crema hidratante.- Los sueros y las cremas hidratantes tienen que usarse inmediatamente después de limpiar y tonificar la piel. Un tónico te ayuda a restaurar el equilibrio de la piel, mientras que los sueros y cremas ayudan a hidratar la piel para que luzca y se sienta saludable. Aplica los productos cuando la piel esté húmeda. Si esperas mucho y la piel se seca, puede que sea más difícil absorber los productos humectantes.

Si estás cometiendo todos estos errores, no te asustes. Todos son fáciles de corregir.