Marcela Vacarezza nos dice cómo es su rutina de belleza

Sus fotos en bikini y selfies sin maquillaje causan revuelo en las redes sociales. Es que a sus 45 años, la ex animadora y esposa de Rafael Araneda se mantiene estupenda gracias a una vida sana.

Como en Twitter, descríbete en máximo 140 caracteres:
Tremendamente feliz, casada, con tres hijos maravillosos. Directa y opinante. Convencida de que en la vida nada es negro o blanco (129 caracteres).

¿Tus mejores partners de estética?
@mauroestilo y @estudiotereirarrazabal (de las mejores maquilladoras que he conocido).

Describe tu rutina básica de belleza:
Aunque ande apurada me doy el tiempo para limpiarme la cara. En la mañana y en la noche, esté o no maquillada. Y luego las cremas respectivas.

Qué prefieres, ¿mani o pedicure?
Una manicure cada mes y medio más o menos. Algunas pedicure durante el año, pero sí o sí en el verano.

Pasan los años, y no lo puedes abandonar. ¿Qué producto de belleza es tu imprescindible?
Puede faltar cualquier cosa menos la máscara de pestañas. Te ves más despierta y es un toque de maquillaje sutil, simple, pero que genera un gran cambio.

Truco de belleza que siempre te salva:
Gotas de aceite o silicona para sellar el pelo después del secado.

Deporte o ejercicio favorito para mantenerte:
Voy al gimnasio O2 de lunes a viernes. Una hora de aeróbico y luego una pequeña rutina de pesas o clases de ejercicios en circuito. Los fines de semana descanso.

¿Y la mejor crema para tonificarlo?
El ejercicio es el mejor tonificante para el cuerpo. Sí lo hidrato siempre con Loción PH5, de Eucerin, la mejor para la piel seca.

Infaltables de tu neceser/cosmetiquero de viaje:
Máscara de pestañas, corrector, un labial natural y una pinza.

¿Tu mayor arma de seducción?
La espontaneidad.

Peor error estético que has cometido:
Ponerme pestañas una a una pegadas en las propias. Obviamente se empezaron a caer con el tiempo, ¡pero arrastraban a las verdaderas!

Alimento imprescindible en tu dieta:
Palta, jamón de pavo y huevo. Solos, o al desayuno, y a la once con pan pita.

Y el que erradicaste para cuidar la línea:
Eliminé la lactosa. Soy intolerante. ¡Me cambió la vida!