Hair by her: Todo lo que debes saber antes de querer cambiar el color de tu cabello

Margarita Larraín nos trae una nueva columna sobre belleza capilar. Esta vez, nos habla sobre cómo elegir el color correcto de tintura según nuestro tipo de piel y otros factores a considerar.

Existen muchas razones por las que teñimos nuestro pelo: tapar canas, aclarar o iluminarlo, hacernos un cambio de look radical, jugar con los colores, mantener el tono que se va oscureciento con el tiempo, lograr un estilo más veraniego o, simplemente, para tener un cambio.

Independiente de cuál sea, lo importante es que lo hagas de la manera correcta, que tengas claro lo que estás haciendo, y que tomes decisiones acertadas.

Lo primero que debes saber es que muchas tinturas tienen componentes dañinos para el pelo -como el amoniaco- pero eso no significa que no haya solución. Existen tinturas que no tienen este componente y que son igual de cubrientes, por lo que siempre prefiere las de este tipo. Si decides utilizar la que sí contiene amoniaco, debes preocuparte de proteger y reparar bien tu pelo.

Más: Alessandra Ambrosio deja su mítica melena y se suma al corte del año

Otro tema importante es la elección del color que vas a aplicar. ¿Sabías que cada persona puede ser de coloración cálida o fría?

Las personas que son de coloración cálida generalmente tienen las venas más verdes, la esclerótica (la parte blanca del ojo) más amarillenta, se broncean fácilmente doradas, tienen reflejos más dorados en el cabello y suelen tener pelo y ojos color café, miel, caoba o rubio dorado.

Aquellas de coloración fría, en cambio, suelen tener las venas más azules, las escleróticas más blancas, tienen la piel más delgada por lo que suelen ponérseles las mejillas rojas, les cuesta broncearse, generalmente enrojecen primero, sus reflejos naturales en el pelo son más ceniza, y suelen tener el pelo negro, rubio ceniza, los ojos azules o negros.

Para determinar qué tipo de coloración tiene una persona deben predominar algunas de estas características, pero no significa que no puedan tener ninguna del otro tipo. Si te das cuenta que eres cálida, debes elegir como color para tu pelo los que siguen ese tipo de color, es decir, rubios dorados, caobas, café chocolate, café dorado, etcétera. En cambio, si eres de coloración fría, preferible un rubio ceniza, un negro intenso o un café bien oscuro.

Sin importar el color que elijas o el tipo de tintura que utilices, tu pelo siempre debe verse impecable, por lo que debes cuidar tu color, para lo cual es importante utilizar los productos adecuados. Siempre protégelo del sol para que el color dure más y para que no se dañe por la debilitación que conlleva el teñirse. Busca productos que le devuelvan las vitaminas y aminoácidos perdidos, que tengan antioxidantes y que protejan de los agentes externos. Los cabellos tinturados suelen ir poniéndose secos y opacos, por lo que es muy importante que te preocupes de nutrirlo bien, idealmente haciéndote un masaje cada 15 días.

Más: 12 melenas con ondas para imitar esta temporada

Muchas veces nos recomiendan utilizar shampoos sin sal para cuidar el color, pero debemos tener ojo, ya que el sulfato o sal es lo que realmente limpia el pelo; de hecho, si utilizan un shampoo sin sal verán que no hace espuma. Si tienes pelo graso, por ejemplo, no es recomendable. Sí son buenos para personas con tinturas de colores delicados y con mucho desprendimiento, como por ejemplo los tonos rojos.

Entonces ya saben, antes de teñir su pelo vean si son de coloración cálida o fría, y luego elijan el color adecuado para ustedes; prefieran productos sin amoniaco; cuiden y protegan su pelo para reparar, evitar daños, ¡y hacer que el color dure más! Vean el ejemplo de Kristen Stewart con el pelo de un color cálido y uno frío, juzguen ustedes mismas cuál es el mejor para ella…

Por Margarita Larraín www.blowupbar.cl Instagram: @blowupbar / @margaritalarrainr