¿Tu piel se enrojece? Acá técnicas de maquillaje para solucionarlo

Estos días de calor-frío-tormenta-sol-viento, son una verdadera pesadilla para las que padecen de pieles sensibles, principalmente aquellas con la afección conocida como rosácea. Este tipo de piel se caracteriza por ponerse muy roja y ser de gran sensibilidad, tanto al clima y la contaminación como a la comida o al alcohol, y requiere tratamientos específicos y cuidados adicionales.

Por Sole Donoso.

Instagram: @soledonosomkp

Web: www.soledonoso.cl

Existen maquillajes que ayudan a la corrección del enrojecimiento, ayudando a mantener una apariencia saludable sin tener que aplicar "estucos" muy gruesos que nos hagan ver como momias.

Antes que nada estas pieles deben estar muy hidratadas y protegidas de los embates ambientales, este factor es fundamental durante todo el año, y si tu maquillaje no contiene pantalla solar, debes aplicarte una aparte unos minutos antes de comenzar.

Los maquillajes para controlar el rojo suelen tener una base verde; no teman, están diseñados especialmente para neutralizar ese incómodo tono rojizo.

Primers de maquillaje verdes: Son pre-bases formuladas para aminorar el tono rojizo y preparar la piel para el maquillaje. Existen varias marcas que los trabajan, su principal beneficio es lo naturales que quedan y son muy fáciles de utilizar, ya que pueden esparcirse por toda la zona afectada con dedos, esponja o pincel. Ideal aplicar sobre ellos alguna base o polvos para dar un mejor acabado.

Las CC Cream: Como su nombre indica, las CC Cream son Correctores de Color, formulados para dar una apariencia más saludable a la piel unificando el tono y disimulando imperfecciones. ¡Lo mejor es que no es necesario aplicar maquillaje sobre ellas! M.A.C. tiene una versión tipo polvo compacto que es muy fácil de aplicar con brocha e ideal para llevar en la cartera.

Correctores verdosos: Si bien no son mis favoritos –pues cuesta manejarlos y dar un acabado natural– hay personas que los utilizan frecuentemente. Al ser más densos y cubridores, es mejor ocuparlos en sectores localizados (una mancha o venita específica) y normalmente se necesita un poco de base sobre él para unificar el tono. Lo mejor es aplicarlo con la yema de los dedos o un pincel, difuminando las terminaciones.

Todo maquillaje para pieles con tendencia a la rosácea debe ser previamente testeado de que no produzca alergias. Clinique, por ejemplo, tiene toda una línea de maquillaje especializada en esta condición; incluye bases y primers que en la práctica han demostrado ser altamente efectivos y muy amables para estos delicados cutis.

¡Saludos a todas!