Los peligros de la nueva tendencia de maquillaje: Las pestañas apelotonadas

Llevar unas pestañas con grumos y lograr un efecto "caótico" es la promesa de las nuevas máscaras de pestañas que están llegando al mercado. Las pasarelas internacionales fueron las primeras en sumarse y así se propagó por el mundo. Acá te mostramos cómo hacerlas, y cuáles son los peligros de abusar de esta técnica.

Por años las mujeres hemos luchado con los grumos en las máscaras de pestañas. Lograr dejarlas separadas y bien pintadas desde la raíz a la punta con una curva perfecta y ascendente, eran el gran desafío cada mañana al salir de la casa. Ahora, la tendencia apunta a lo pegote y grueso y aunque ha despertado muchas críticas en la web, por su efecto posiblemente "antiestético", lo cierto, es que varias se han animado a probar.

¿Cómo aplicarlo?, muy simple. Olvídate de todo lo aprendido sobre pintar tus pestañas. La única técnica ahora, es poner producto desde la raíz a la punta y luego zigzaguear de un lado a otro con el cepillo hasta que se unan por montones. Para lograr un efecto mayor, puedes repetir cuantas veces quieras.

¿Lo malo? El exceso de máscara y el mantenerlas pegadas todo el día puede debilitar el pelo y hacerlo caer con mayor facilidad. Además, desmaquillar un ojo así de pintado puede transformarse en una verdadera pesadilla.

*Como dato, puedes utilizar aceite de oliva en un algodón para limpiar el ojo y además aprovechas de hidratarlo durante la noche. También, puedes hacer lo mismo con vaselina líquida y el producto sale con mucha facilidad.

Rita Ora posó para Paper con el look de las pestañas apelotonadas.

Imagen foto_0000004120150824093454.jpg

Si quieres sumarte a esta nueva moda, te sugerimos no abusar, ni usarla todos los días.