5 consejos para un cabello con exceso de grasa

Si tu cabello brilla demasiado, puede ser un problema. Remédialo ahora.

Si hay algo que marca el atractivo físico de las mujeres, es el cabello. Una cabellera saludable se nota, no importa si es largo o corto, siempre se notará la diferencia. Al igual que nuestra piel y las uñas, el cabello tiene su propio ADN, y éste a veces nos favorece, pero otras solamente nos causa más problemas.

Los problemas con el cabello pueden ser muchísimos; que si se esponja, que si es demasiado delgado, se maltrata mucho o las puntas abiertas todo el tiempo, que si es muy seco o muy grasoso. En fin, debemos conocer perfecto cuál es el problema para atacarlo.

Si notas que tu cabello brilla de más, no es que lo tengas de comercial, más bien lo tienes extremadamente grasoso. A continuación te comparto unos consejos breves para aligerar lo más posible tu problema.

Un día sí y un día no

Mi abuela es de las pocas personas mayores que conozco, que utilizan la técnica de no lavarse diario el cabello y lo siguen conservando hermoso a pesar de que lo peina todos los días con secadora.

En lo personal, mi cabello se pone muy rebelde cuando no lo lavo diario, así que también puedes conseguir un champú  que regule la secreción sebácea del cuero cabelludo.

Recuerda que la dosis de cualquier producto que utilices para lavar tu cabello, debe ser equivalente a una moneda mediana.

La técnica del talco

Al salir de bañar, espera que tu cabello seque completamente y aplica un poco de talco de la mitad hacia abajo, después cepíllalo. Esto le ayudará a tu cuero cabelludo a eliminar el exceso de grasa.

Dile NO a los acondicionadores

Muchas son adictas al acondicionador, pero debes saber que hay otros remedios menos agresivos para desenredar tu cabello que se usan después de la regadera. Empieza por deshacerte del acondicionador, ya que esto equivale a untar mantequilla, y no quieres un cabello con mantequilla, ¿cierto?

Cepilla bien tu cabello

El tipo de cepillo que usas influye en gran medida en la salud de tu cuero cabelludo. Lo mejor es utilizar los cepillos de cerdas blandas, no de plástico ni alambre. Cepíllalo 2 veces al día de raíz a puntas sin dar jalones.

Cuando tienes cabello grasoso, una de las ventajas es que tiende a ser más saludable que los demás tipos de cabello. Cada vez que lo cepillas, tu cabello se hidrata de manera natural.

Elige los productos adecuados

Tenemos la pésima costumbre de comprar cualquier producto mientras en la etiqueta diga “liso perfecto” o “rizos definidos”. Es momento de detenerte un poco a leer las etiquetas y revisar que contenga la menor cantidad de químicos posibles. Afortunadamente hoy es más fácil encontrar productos orgánicos también para el cuidado de la belleza.

Con estos 5 consejos, notarás cómo tu cabello empieza a verse mucho mejor, sin esa apariencia grasosa o aceitosa. Como tip extra, procura no tocarlo tanto durante el día y siempre carga con tu cepillo de bolso.