Consecuencias del aire contaminado en la piel del rostro

Las sustancias tóxicas del aire no sólo afectan la salud, sino que también pueden causar estragos en la apariencia de la piel del rostro.

Hace unos días hablábamos de las máscaras contra la contaminación que están causando sensación en China por sus diseños con estilo y que ofrecen alternativas para las típicas mascarillas blancas que tantas personas deben usar por la mala calidad del aire en ese país.

Además de todos los efectos negativos del aire contaminado en la salud, la piel también se ve afectada por todas esas sustancias tóxicas suspendidas en el cielo, sobretodo en aquellos que tienen la piel extremadamente sensible y delicada.

El aire contaminado es aire sucio, y es casi inevitable que esa suciedad se mantenga lejos de los poros. Al obstruirlos, es muy probable que aparezcan puntos negros, espinillas e imperfecciones. 

15431782360482a4abfbaz.jpg

(cc) Holly Lay / Flickr

Tal como se detalla en un artículo de EFE Verde publicado en mayo de este año, nuestra piel se ve expuesta a partículas de dióxido de nitrógeno, ozono troposférico y dióxido de azufre, sustancias químicas nocivas que se encuentran en el aire contaminado.

Un estudio hecho por la empresa Olay y citado en este artículo comprobó los reales efectos de la contaminación en la piel. La investigación se basó en la observación dermatológica de la piel de 200 mujeres de Pekín, una de las ciudades más contaminadas del mundo.

Los resultados afirmaron que las mujeres que vivían en las áreas más contaminadas de la ciudad tenían la piel mucho más deshidratada que aquellas que residían en lugares un poco menos contaminados.

Para evitar que la contaminación afecte tanto la calidad de la piel, es necesario tener una rutina de hidratación rigurosa. Además de incorporar el hábito de lavar la cara por las noches, se puede exfoliar la piel una vez a la semana para eliminar todas esas impurezas que se impregnan en los poros.