¡Sin exagerar! Hora de exfoliar: los beneficios y cuándo debes realizar este proceso

Eliminamos las células muertas naturalmente, pero en algunas oportunidades necesitamos ayuda extra para mantener una piel luminosa, pareja y libre de espinillas y puntos negros.

 

 

Imagen foto_0000002220150317195552.jpg

 

Está claro que marzo nos lleva inevitablemente a revisar nuestro cuerpo y rostro con lupa. ¿Qué zona cambió en el verano? ¿Qué áreas sufrieron deterioro? En este proceso no es extraño volvernos locas con un tratamiento bien casero: la exfoliación. Hemos leído tantas cosas que nos confundimos y cometemos errores, como hacerlo con la piel irritada o justo después del sol.

La piel se renueva sin que se lo pidamos todos los meses, aunque con factores como la edad, el clima, la alimentación y el estrés, este proceso tarda cada vez más. Sin embargo, para algunas pieles es imprescindible exfoliarse el rostro y cuerpo para sacar impurezas y lograr que los productos que apliquemos después –como cremas para las arrugas o un anticelulítico– penetren más fácil.

Pero es importante derribar mitos, como lo bueno de usar a diario el típico guante de crin que cuelga en nuestra tina. Ahora se sabe que tiende a acumular bacterias y, si se aplica muy fuerte, puede dañar la piel, así que mejor optar por los cepillos de nylon. ¿Cómo se realiza una exfoliación? Muy suavemente, usando la yema de los dedos se aplica el producto exfoliante en círculos, con la piel ligeramente humedecida.

La doctora Ester Santander, dermatóloga de Clínica Bicentenario, nos aclara dudas fundamentales para que no perjudiquemos nuestra piel.

 

1. "Para cada persona se recomiendan productos distintos. Hay que tener cuidado porque es frecuente que las jóvenes realicen procedimientos con azúcar, y puede herir la piel. Se recomienda un cepillo suave. También hay exfoliantes específicos para el rostro, y si lo tienen sensible, hay que buscar exfoliantes con micro gránulos".

 

2. "La exfoliación es importante en individuos que acumulan mucho sebo, pero no es imprescindibles para la piel seca. Más si uno tiene la precaución de limpiarse el rostro todos los días, porque si te limpias la cara permitirás que la capa superficial de la piel vaya cayendo de manera normal. La mayoría de la gente no se lava la cara en la noche y se acuesta con todo el maquillaje, entonces se va acumulando".

 

3. "La exfoliación de rostro se debería realizar 1 vez al mes. Quizás hay que exfoliar más en áreas donde la capa córnea –la más externa de la epidermis– se va acumulando, como las rodillas, codos. El exceso de exfoliación puede dañar la piel".

4. "Usualmente indico la exfoliación en jóvenes con acné o muchos puntos negros para hacer una limpieza más profunda una vez a la semana, pero una mujer de piel normal, y más si es seca y sensible, no lo recomiendo tan seguido".

 

5. "Además, hay que considerar que no todas las áreas del rostro tienen el mismo grosor. Hace una semana vino una adolescente que se exfolió con azúcar y miel, provocándose una herida en el párpado. Para exfoliar se usa un producto suave, y sólo en la zonas más grasas de la piel, es decir, la zona T (nariz y frente). No se recomienda en el área de los ojos ni cerca de la boca, porque es más fina la piel allí".

 

6. "Para el cuerpo no existe tanta restricción, y existen varias cremas exfoliantes en el mercado. Usualmente se recomienda hacer una o dos veces a la semana. Si es un joven con espinillas en la espalda, se permiten 3, y para una persona de la Tercera Edad, nada".

 

7. "Muchas veces convienen los peeling, porque se saca toda la capa superficial de la piel y ésta se renueva, queda más luminosa. En general se recomienda en invierno y otoño, porque no se puede tomar sol y se debe evitar transpirar, porque suele arder".

 

8. Por último, Natalia Jorquera, brand manager de Unilever, derriba un mito: no exfoliar la piel no trae consecuencias a futuro: FALSO. "El frío, el aire seco, el estrés, el cigarrillo y el sol son algunos de los factores más perjudiciales para la piel. Estos y otros problemas se pueden combatir con una buena hidratación. Pero para que ésta funcione, la exfoliación es primordial, pues ayuda a retirar las celular muertas que se acumulan en la epidermis y así acelera la regeneración celular. De este modo, se consigue una piel más luminosa y lista para absorber todos los nutrientes de los productos que se apliquen a continuación".