Solares de nueva generación: Para que no te quedes bajo el quitasol

Que aparecen manchas, que envejecerás... Son muchas las advertencias que detienen el deseo de exponerse al sol. Sin embargo, no necesitas quedarte bajo el quitasol; hoy son muchos los productos que cuidan tu piel casi a la perfección. Son los fotoprotectores 2.0.

 

Imagen foto_0000006820141201133513.jpg

 Por Karen Uribarri Guzmán.

Nunca se había tenido tanta precaución ante una exposición al sol y sus rayos UV.

Los estudios y casos clínicos han alertado sobre la enorme necesidad de cuidar y proteger la piel de los adultos, pero también de los más chicos, ya que sus daños son acumulativos y significativos.

Pero lo cierto es que resulta muy complicado elegir un buen fotoprotector y, además, aplicarlo del modo correcto. Lo que se dificulta aún más cuando vemos la gran cantidad de oferta en las góndolas de supermercados y farmacias. ¿Qué elegir? ¿Cuál es el correcto para cada integrante de nuestra familia? Para resolver estas interrogantes y orientarnos acerca de la nueva generación de solares, conversamos con la dermatóloga Valeria Selle Farruggia, de Clínica Dar Salud de Santiago.

 

Lo último en foto protectores
El mercado de solares ha crecido a pasos agigantados el último tiempo y la variedad de dermosolares es tan amplia como tipos de usuarios. Te contamos de qué productos dispones.

* FPS compacto-crema: Este es un protector solar que sirve como base de maquillaje y que tiene el beneficio extra de cubrir y corregir las imperfecciones del rostro, todo en un solo producto.

* FPS asociados a Ácido Hialurónico: Ideal para mujeres sobre los 35 años, ya que es de doble acción. Protege la piel de los daños provocados por el sol y, además, del envejecimiento cutáneo prematuro.

* Los fotoprotectores con antioxidantes, especialmente los que tienen vitaminas C y E, neutralizan los radicales libres que provocan lesiones en el ADN y el fotoenvejecimiento.

* FPS en spray transparente o invisible: Un must en tendencia. Es ideal para pieles con vello y para el cuero cabelludo (con o sin pelo). Por lo mismo, es muy recomendable para utilizar en hombres y en deportistas, ya que no deja residuos visibles.

* Dermo-pediátricos en spray: De fácil aplicación, prácticos, multiresistentes al agua y transpiración, y reducidos en componentes que generan reacciones alérgicas. Especialmente creados para los niños.

* La piel del contorno de los ojos es más fina, sensible y delicada, y salen manchas, arrugas y venitas. Usa FPS 50+ con activos antiedad (antioxidantes), antimanchas (extractos vegetales), y calmantes (bisabolol).
* En esta nueva generación de fotoprotectores tampoco pueden faltar aquellos con micropigmentos que ayudan a reflejar la luz UV.

* También están los FPS con color en todas sus texturas, es decir, en mousse, crema o fluido, de excelente cosmética y que se usa para unificar el color de la piel, cubrir lesiones o simplemente como base de maquillaje. Perfecto para el uso diario.

* Existen también las clásicas presentaciones para cada característica de los distintos tipos de pieles o que son recetadas por dermatólogos. Este es el caso del gel-crema y los fluidos o toque seco para las pieles grasas; los sérum, las cremas con color, y la leche corporal.

 

Cuidado en la elección
Lo mejor a la hora de adquirir un fotoprotector no es fijarse en el precio como prioridad, sino en sus características. Ya que lo que le sirve a tus amigas, no necesariamente es ideal para ti.

Entonces, al momento de elegir un filtro solar debemos tener en cuenta el nivel de protección solar que tiene frente a los rayos UVA (que son los causantes del fotoenvejecimiento, manchas, pérdida de elasticidad y que son nocivas para la piel). Esto se evalúa por el número que lleva la sigla PPD, que lo encontramos detrás del envase, explica la doctora Selle (dra.valeriaselle@gmail.com); "en cambio, el número asociado a la sigla FPS sólo nos indica el filtro de protección solar frente a los rayos UVB, que son los causantes del efecto bronceado o que producen quemaduras solares".

Pero cuidado. Estos índices no tienen por qué coincidir en su número. Por lo tanto un FPS 50 no siempre es real es su protección UVA, que son los rayos nocivos para la piel. Justamente esto último es uno de los mitos de la protección solar, advierte la dermatóloga.

 

Los famosos mitos
Creemos saberlo todo en el tema de la fotoprotección, pero aun así seguimos aplicándolos erróneamente. Y es que en torno al cuidado de la piel existen muchos mitos que debemos revelar. Repasemos:

* No debemos usar fotoprotector sólo cuando vamos a la piscina o playa. Y no debe aplicarse una sola vez en el día. El protector solar debe colocarse 30 minutos antes de la exposición, y renovar cada 2 horas. Esta rutina debe realizarse todos los días antes de salir de casa.

* Muchos creen que la piel morena no necesita protección. Falso. Debe aplicarse de igual forma y cubrir toda la piel, ya que el principal problema de la piel más oscura es la aparición de manchas blancas producto del sol. Al elegir se recomienda mínimo FPS 30 y de una marca recomendada por un médico dermatólogo.

* Si el día está nublado, la protección debe aplicarse de igual forma, ojalá siempre acompañado de gorros o sombreros y anteojos de sol.

* ¿Cómo se debe proteger a los niños? La doctora Valeria Selle es muy clara en este punto: los niños a partir de los 6 meses pueden utilizar protector solar, y deben estar siempre a la sombra y con ropa adecuada. Para ellos se recomienda factor 50 en todo el cuerpo, renovando cada 2 horas. Si es inevitable la exposición directa, se recomienda el uso de filtro solar con menos componentes como, por ejemplo, los filtros físicos. Esto incluso es válido para los menores de 6 meses.

* La cantidad también es un punto importante en la aplicación de fotoprotectores, tanto en adultos como en menores. Por ejemplo, un adulto de 70 kilos de peso se debería aplicar 30 gramos, es decir, aproximadamente dos cucharadas soperas llenas. Es decir, un envase de protector comprado en diciembre, ¡no debería durar todo el verano!

* Finalmente, recordar que siempre es recomendable consultar con el médico dermatólogo para una correcta evaluación y elección de un dermosolar acorde para cada tipo de piel.