Cosméticos en la cárcel y maquillaje hecho con caramelos

Reclusas estadounidenses comparten sus trucos para hacer cosméticos con dulces y otros ingredientes en prisión.

Las mujeres recluidas en cárceles suelen tener un muy limitado acceso a productos de belleza. Como no quieren renunciar a ellos, han aprendido a hacerlos, empleando caramelos, colores de madera y otros objetos que pueden conseguir con relativa facilidad.

En algunas prisiones se ofrece brillo labial, rubor, polvo y crema facial a las reclusas. En otras, la oferta se limita a delineador y máscara para pestañas. Sin embargo, estas mujeres se las han arreglado para “fabricar” lo que ellas llaman fakeup (de fake y make up, maquillaje falso). Por ingenio, no paran.

En nuestro caso, si queremos hacer nuestros propios cosméticos, es mejor recurrir a otro tipo de ingredientes. Pero no deja de llamar la atención la habilidad de estas mujeres para convertir chocolates confitados en labiales, por ejemplo. Éstos son algunos de sus trucos.

Caramelos, lápices, café

lc3a1picesdecolores660x650.jpg

(cc) Darren Harvey / Flickr

  • Gel para el pelo. Pon un caramelo Jolly Rancher en una taza de agua caliente, agrega un toque mínimo de crema corporal y aplica.
  • Sombras para los ojos. Rompe un lápiz de color y tritura la parte interior, hasta que esté hecha polvo. Mézclala con talco de bebé y coloca en los párpados.
  • Lápiz delineador. Sácale punta a un lápiz de color (“en una pared de concreto”, inimaginable un sacapuntas en la cárcel) y aplica la punta delicadamente en la base de las pestañas.
  • Maquillaje líquido. Usa café, el necesario para igualar tu tono de piel, y mézclalo con crema corporal.

(dEl empleo de lápices de color debe de ser doloroso, además de resecar y enrojecer los ojos, pero es una manera, algunas de ellas la prefieren.)

M&M’s

mms660x650.jpg

(cc) Jaafar Alnasser / Flickr

  • Mezcla la capa de caramelo con agua y úsala como labial.
  • Con el pedazo de almendra o cacahuate que sobró, se puede hacer una mascarilla rica en proteínas, mezclándola con crema facial.

Anuncios del periódico

maquillajeconperic3b3dico660x650.jpg

© The Marshall Project

Annie Burchard, quien hace trabajo social en una cárcel estadounidense, comenta que su truco favorito consiste en usar anuncios del periódico, aquellos que tengan el color deseado. Los que son de un tono rosa encendido, por ejemplo:

Se puede poner talco para bebé en las manos y usarlo como base. Luego tomas el anuncio y lo frotas suavemente en tus mejillas. Y ahí lo tienes: rubor.


Afortunadas nosotras que no tenemos que usar estos trucos para maquillarnos, que podemos hacer nuestros cosméticos en casa, con ingredientes suaves y amables con nuestra piel, o comprar las marcas que nos gustan.

Lo interesante de estas fórmulas es que resultan de la necesidad y el ingenio. “¿Que no puedo conseguir cosméticos porque estoy presa? ¡Claro que puedo!”, dicen estas mujeres, llevando dignamente su rubor que salió del periódico.