Belleza

Mechas californianas: el ABC del surfstyle y lo que viene para el 2014

Las mechas californianas son hace meses las más deseadas pero, ¿nos quedan bien a todas? ¿O hay que cumplir ciertos “parámetros” básicos antes de hacértelas? Nelson Tangol (www.tangol.cl) nos da la pauta de uso y cuidado.

Por Alexandra Gallegos A.

Son, por derecho propio, uno de los rituales capilares más demandados en los salones de todo el mundo. ¿Sabes dónde empezaron a usarse? En la costa oeste de Estados Unidos, en plenos años 70, donde varios peluqueros descubrieron el potencial de aplicar más producto de coloración en las puntas para replicar de forma natural el efecto del sol en el cabello.

Según los entendidos, la mejor embajadora ha sido y sigue siendo la top brasilera Gisele Bundchen, y en algunos momentos Kate Moss.

Entre las bondades de esta técnica destaca, además de su evidente comodidad (puedes distanciar el retoque entre 3 y 6 meses, en función de la velocidad de crecimiento del pelo), su frescura y aspecto desenfadado. Favorecen mucho porque, bien trabajadas, ofrecen un aspecto natural y casual, aportando luz al rostro. Pero ojo. Requieren ser realizadas por manos expertas para evitar ese efecto "desconectado" de las raíces y ese contraste radical entre la zona oscura y la zona clara que, en ocasiones, se traduce en una línea poco estética.

Conversamos con el top estilista Nelson Tangol, quien nos aclaró nuestras principales dudas y nos orientó para tener este verano el mejor look surfero.

¿Es lo mismo las mechas californianas, free style y surfstyle?

Los estilistas en Chile le dan diversos nombres, pero finalmente el resultado es el mismo: una degradación de color de más oscuro a más claro hacia las puntas.

¿Siempre deben ser decoloradas en rubio?

No necesariamente. Si trabajamos sobre cabello natural, y no se busca un tono rubio sino marrón claro, rojizo, cobrizo o caramelo, se pueden realizar sólo con tintura. La decoloración es necesaria cuando se realiza este proceso sobre cabellos ya tinturados, o si queremos un rubio claro, dorado o ceniza.

Las californianas, ¿son aptas para todo color base de cabello?

Sí, se puede hacer en cualquier base de color de cabello; todo depende del gusto de cada persona y del criterio de cada estilista a la hora de seleccionar el matiz más armonioso.

Tengo el pelo negro, ¿qué tonalidad sería la más recomendable?

En esos casos recomiendo degradar las puntas en colores complementarios al negro. Podrían ser rojizos, violetas, marrones, cobrizos, e incluso para las más atrevidas colores de fantasía, como el rojo, azul, violeta o naranjo.

Sobre el largo del cabello, ¿algún mínimo para que se luzcan o también pueden quedar bien en pelo corto?

Pueden quedar bien en cualquier tipo de largo, incluso en cabellos cortos; lo importante es la técnica a usar y dónde te lo realices. Sean cuidadosas al momento de elegir, porque son pocos los salones y estilistas especializados en estas nuevas tendencias. Y unas californianas más realizadas pueden resultar desastrosas.

¿Cuánto es lo normal que duren antes de retocar?

Eso es lo interesante de este estilo: es atemporal y el retoque lo puedes realizar cuando tú lo desees, ya que a propósito nunca se trabaja el color cerca del cuero cabelludo. La idea es que quede un efecto de crecimiento sutil, entonces no es esclavizante.

¿Con qué técnica quedan mejor?

Todo depende del resultado que busque cada persona; algunas quieren un toque de luz muy natural, imperceptible; otras desean algo muy notorio y marcado. Es relativo, pero se trabaja con escarmenado, papel metálico, mechas tejidas, gorra, etcétera.

Antes de hacerme las californianas, ¿debo tener algún cuidado especial en el cabello?

Debes considerar que siempre existe un nivel de riesgo de daño de las puntas, por lo tanto, lo ideal es cortarlas después de haber hecho el proceso. Otro aspecto relevante es conversar muy bien con tu estilista y tener extremadamente claro lo que deseas, ya que si el resultado no es óptimo y quieres corregirlo, habrá que emparejar todo el color y volver a realizar el proceso nuevamente. Eso implica daño, gasto y disgusto.

¿El sol, cloro y agua de mar las potencia o daña?

Todos los factores climáticos dañan el cabello y estropean los tonos de los procesos químicos, así es que debes cuidarlas casi de la misma forma que la piel.

¿Qué cuidados posteriores debo tener?

En el cuidado cotidiano debes utilizar un shampoo acorde a tu tipo de cuero cabelludo y un acondicionador o crema según tu tipo de cabello. Cada dos semanas realizar mascarillas hidratantes o shocks de queratina, y si puedes hacerte tratamientos específicos con calor sería excelente. Lucirás unas cabellera envidiable.

 

LO QUE VIENE EL 2014

Se llama Splashlight, y es una nueva tendencia sólo para las más osadas; de hecho, dicen que desterrará nuestro adorado surfstyle…, ¿será tan así? Se trata de un decolorado horizontal ubicado un poco más abajo de la mitad de la cabeza. ¿De quién fue la idea? La creadora de este estilo es la misma colorista que impuso el californiano, Aura Friedman, de Nueva York; lo que ella quería era recrear el efecto de un foco de luz sobre el pelo. Puede ser un reflejo discreto o bien súper notorio, pero la idea es siempre la misma: que la franja no tenga contornos, sino más bien se vea como si fuera natural. Ella es Caroline Polachek, vocalista de Chairlift y una de las primeras en usar el Splashlight. ¿Te atreves?

 

FULL CUIDADAS

1. De vuelta de tus vacaciones, recupera el color aplicándote de nuevo las mechas californianas. Además, ya no hace falta ir a la peluquería, ya que marcas como L'Oréal Paris tienen disponibles kits de tinturas para que te lo hagas tú misma en casa de una forma sencilla y con un acabado profesional.

2. Utiliza (más que nunca) shampoos especiales para cabellos teñidos, además de seguir usando al menos dos semanas después de la vuelta de la playa algún protector solar para rehidratar y reparar tu cabello.

3. La mascarilla capilar, im-pres-cin-di-ble en cada lavado, dejándola actuar al menos 10 minutos en cantidad abundante, especialmente en las puntas. Su acción nutritiva aportará una inyección de vida a tu cabello, además de ir quitando poco a poco la sensación de sequedad de éste y recuperando el brillo perdido.

4. No olvides aplicarte sérum en las puntas una vez, cada dos o tres lavados. Es la parte de tu cabello que más castigada está por el doble efecto del tinte y del combinado sol-sal-cloro.

5. En la medida de lo posible, evita el uso del secador y la plancha al menos durante unos días.