Lucía López habla de un imprescindible en su dieta que le ayuda a atacar la celulitis

Periodista de profesión, es una amante de la vida, de la conversación, la música, el cine y la buena mesa. Siempre anda con un libro en la cartera y una mochila con las cosas que necesita para su programa, pues nunca sabe si alcanzará a volver a la casa entre todo lo que hace en un día típico de mamá y profesional. “Soy una mujer opinante, positiva, independiente y muy movilizada. Y ante todo, madre”, dice.

 

Imagen foto_0000002220131029161519.png

¿Algún placer culpable?
Mi gran vicio es la cama; después de que mis hijos se van al colegio, me vuelvo a acostar porque me duermo muy tarde todos los días, aunque intente lo contrario. Además, siempre he considerado que es en la mañana cuando mejor y más profundo descanso.

 

¿Tu rutina infaltable de rostro?
En las mañanas, después de la ducha, una crema hidratante con factor, y otra pantalla solar encima para cuidarme de los rayos UV. En la noche, sacarme el maquillaje con un aceite M.A.C, lavármela bien con mucha agua y aplicar una espuma exfoliante muy suave una o dos veces a la semana.

 

Parte del cuerpo más importante para ti, la que más cuidas:

La cara. Más que los productos que aplico evito exponerla al sol al máximo, y si no tuviera que maquillarme para mi trabajo, probablemente utilizaría sólo algo en los labios y en los ojos, pero nada en la piel, precisamente para no erosionarla.

 

En la noche, ¿cómo te maquillas?
La verdad es que tengo una relación de dependencia con mi maquilladora, porque nadie me deja como ella. Así que trato de no ir a ninguna parte sin haber pasado por sus manos, aún cuando el maquillaje no sea tan complejo. Reconozco que no tengo habilidades para ese arte. En términos de look es bien sencillo: línea negra sobre los ojos, algo de profundidad también en ellos, un labial de color fuerte (rojo o frambuesa), el rostro más bien pálido pero iluminado, y algo rosa en las mejillas. En el verano aprovecho el tono que inevitablemente toma la piel, por mucho que me la cuide, y opto por los bronces y dorados en todo.

 

¿Sigues alguna rutina de ejercicios? ¿Fanática de algún deporte en particular?
Honestamente, fui muy deportista toda mi vida. Campeona nacional juvenil de volleyball por federación, habiendo pasado por otros deportes como gimnasia y tenis, porque mis papás son muy deportistas. Pero desde que me puse a trabajar me cuesta tener una rutina deportiva. Cada cierto tiempo logro estabilizar mis horarios y practico yoga, porque ya no me satisface el deporte sólo como ejercicio muscular; prefiero una disciplina que me ayude a mantener el equilibrio general mente-cuerpo-espíritu. Mientras tanto intento pasar de vez en cuando por el gimnasio a realizar una pequeña rutina de máquinas. Tengo pagado el año completo para aquellos días en los que despierto "inspirada"…

 

¿Cómo evitas la celulitis? ¿Cremas especiales, masajes, dónde?
¡Me cuesta! Debo reconocer que estoy entrando a una edad en la que el cuerpo y su metabolismo ya no funciona como antes. Así me lo explicó una amiga doctora, y dejé de enojarme con él. Así que trato de tomar mucha agua y mucho té. Y de vez en cuando apoyarme con un drenaje.

 

¿Qué opinas de las cirugías estéticas? ¿Te harías o has hecho alguna? ¿Por qué?
No me gusta que la gente se sienta obligada a parecer un molde impuesto por la publicidad o la moda. Me parecen mucho más atractivos y sensuales esos cuerpos que encuentran su propio estilo, que resaltan su individualidad y naturalidad. Que no temen mostrarse distintos a lo que "debiese ser bonito". Así que no me gusta cuando veo a alguien, sobre todo adolescentes o jóvenes, cambiándose partes del cuerpo por ser, parecer o pertenecer. Distinto es cuando ya eres grande, hay cosas que tu cuerpo ya no sostiene, o cuando tienes algún problema físico importante, necesario de resolver. Ahí me parece que apoyarse en los avances de la tecnología y la medicina es válido. Así que no descarto nada para el futuro, pero espero envejecer con dignidad y sabiduría; imagino que con la ayuda de pequeños retoques, pero lo más natural que pueda.

 

¿Cuál es tu mayor arma de seducción?
Imagino que la conversación y la risa.

 

¿Cuál es el peor error estético que has cometido?
Nunca me tiño el pelo, pero una vez me lo corté y teñí algo punk. Con mechas rubias y negras entre medio. ¡Horrible! Fue hace como 20 años y aún no lo olvido.

 

Prenda que jamás usarías:
Traje de baño en televisión. Soy más pudorosa de lo que cualquiera imagina.

 

¿Qué alimento es imprescindible en tu dieta?
El té.

 

¿Y cuál erradicaste para cuidar la línea?
Ninguno.