Claudia Conserva revela el look infalible que utiliza para seducir

Es una agradecida de la vida y, sin duda, es algo que transmite cada mañana en el “Buenos Días a Todos” (TVN). “Soy una mujer de casi 40 años, que ama la vida, su familia, una afortunada y agradecida de las experiencias vividas. Extremadamente responsable, organizada, eficiente, práctica y racional”, asegura. A lo que agrega que el amor es uno de los motores de su vida. “Enamorada de mi marido y fascinada de ser testigo del crecimiento de Renato y Matilda; son mi vida”.

 

 

Imagen foto_0000002220131014160443.png

¿Cuál es tu rutina como rostro de televisión?
Disfruto mi trabajo y aprendo algo nuevo todos los días. Soy sencilla en mi forma de relacionarme con la gente, poco vanidosa, y por sobre todo valoro la comodidad en cuanto a la imagen.

Un secreto para verte radiante de noche…
Cuando te levantas a las 4.50 AM es difícil verse radiante en la noche, ahí sí que es actitud.

¿Qué lugar ocupa el ejercicio físico en tu vida?
Existe, pero no de manera permanente. Hice natación los dos últimos años y hace cuatro meses que no hago nada. Sí me preocupo de elongar todos los días, al menos 5 minutos.

¿Cómo evitas la celulitis?
No la evito, tengo, y no es tema a estas alturas del partido.

¿Qué opinas de las cirugías estéticas?
Las cirugías son útiles cuando corrigen algún complejo importante. Soy muy respetuosa de los procedimientos médicos, y afortunadamente no tengo grandes complejos, entonces no me hago. No digo jamás, pero por ahora no siento que la necesite.

Tu mayor secreto de belleza heredado?
En realidad no es un secreto, pero tengo la sonrisa de mi madre, se agradece.

Para ser bella hay que …
Quererse, aceptarse, conocerse y sacarse partido.

¿Cuál es el peor error estético que has cometido?
Ponerme una falda corta globo, me veía fatal.

Prenda que jamás usarías:
Hotpants.

¿Y la mejor para seducir?
Un jeans celeste gastado, una polera de algodón blanca, pata pelada y cero producción.

Tu fin de semana ideal de relajo:
Mi casa, mi familia, comer rico, tomar vino blanco, dormir siesta, conversar harto con el Pollo, ver películas, meditar, observar a mis hijos, un buzo cómodo. ¿Qué más relajado?