Consejos para tener una boca besable

¿Quieres tener una boca besable? He aquí un par de consejos.

Todas las mujeres deseamos tener una boca besable. (En especial porque estamos conscientes de que no todos los hombres poseen una boca besable.) Sin embargo, tener una boca besable con todo y labios suaves depende mucho en lo que consumas.

Los consejos más básicos para tener una boca besable serían lavarse los dientes, usar hilo dental y limpiar también la lengua; sin embargo, más allá de esas leyes básicas de higiene para la sana convivencia, hay aspectos en los que debemos enfocarnos un poco más para tener una boca besable:

  • Agua
    No hay mejor bebida para tu cuerpo ni para tu boca que el agua. El agua, además de favorecer a la limpieza de tus dientes, ayuda a prevenir la caries dental. Pero, bueno, nos refirimos al agua natural, ya que las bebidas con saborizantes artificiales y azucaradas pueden tener el efecto contrario: favorecer a la caries dental, ensuciar tus dientes, provocarte mal aliento, y también dejarte una boca para nada besable.
  • Goma de mascar sin azúcar
    A pesar de todo, tenemos que dejar claro que el mejor antídoto contra el mal aliento es nuestra propia saliva. He de ahí que por las mañanas no tenemos precisamente un exquisito aliento: porque la producción de saliva está en su punto más bajo. Ahora, al tú masticar continuamente goma de mascar sin azúcar, estás ayudando a la producción de saliva; además, el sustituto de azúcar llamado xilitol impide a la propagación de bacterias que, entre otras cosas, te provocan mal aliento.
  • Canela
    Entre los saborizantes más fuertes ante la batalla contra el mal aliento, tenemos a la canela.
    No sólo la canela sabe muy bien, sino que también protege de mayor manera a tus encías.
  • Café, té y vino tinto
    Estas bebidas, aunque deliciosas y buenas para la salud, pueden ocasionar manchas en los dientes: internas y externas; mientras que las externas pueden salir una limpieza dental profesional con tu dentista, las internas podrían incluso durar por siempre en el esmalte de tus dientes. Pero beber de un pajilla o popote puede disminuir esta propiedad perjudicial para la boca, y desde luego que también frecuentar a tu dentista.
  • No fumar
    Para todas las que somos víctimas de este vicio, déjenme decirles que razones para dejarlo nos sobran; sin embargo, conforme a los impedimentos que se nos manifiestan ante una boca besable, bueno, están el mal aliento y las manchas amarillentas que provocan gradualmente en los dientes. Además, hablando en términos prácticos, la mayoría de los hombres lo considera completamente antifemenino.