¿Cabello opaco? Te mostramos cuál es la raíz del problema y su solución

Quizás la solución es prestar más atención al cuero cabelludo, con una rutina y productos recomendados.

 

Imagen foto_0000002220130605191853.jpg

 

 

Por Carolina Palma F.

Para las mujeres forma parte de nuestra femineidad y sensualidad, da lo mismo si lo llevemos corto o largo, porque lo importante es que se vea sano, con brillo y fuerza. Ya sabemos cómo cuidar nuestro cabello con tratamientos que se encuentran en el mercado, pero algunas aún sufren y no saben por qué no logran lo que desean. ¿Qué pasa? Si no prestas atención al cuero cabelludo, esa es la raíz del problema, paradójicamente.

 

Allí se encuentran los folículos pilosos y, si están "enfermos", deterioran todo el resto. Por ejemplo, aparece la caspa, sequedad o mucha oleosidad, simplemente porque no lo nutren con buenos productos o técnicas de masaje. Como santiaguina sabrás que existen otros factores que deterioran, como la contaminación de esta ciudad, junto con geles o cremas que no sabemos aplicar y dejan residuos que perjudican la calidad del pelo.

 

¿Cómo está tu cuero cabelludo? Primero, tócalo… ¿Sientes que está seco o descamado? Ahora mírate al espejo y observa si existen zonas enrojecidas o caspa visible. ¿Tienes? Por último, ¿te pica a menudo? Si respondiste sí a la mayoría, llegó la hora de atender esta zona con los siguientes consejos básicos:

 

No exageres con las tinturas, para no perjudicar el cuero cabelludo. ¿Sabes qué ingredientes contiene lo que te aplica tu estilista? ¡Pregúntale antes!

 

"En general, el error que cometemos es no elegir correctamente el producto que mejor se adecue a nuestras necesidades. Siempre debemos tener en cuenta nuestro tipo de cabello y cuero cabelludo, y buscar los que nos puedan brindar los beneficios requeridos", opina Melina Symeonides, gerente de desarrollo de productos para cuidado personal de Unilever.

 

Seguramente lo sabes, pero intenta no aplicar shampoo en todo el cabello, sólo en el cuero cabelludo con un masaje suave, que aumentará la circulación.

 

El acondicionador es sólo para puntas, no cuero cabelludo. Desde la mitad para abajo.

Con estos fríos dan ganas de ducharse con el agua muy caliente, pero es perjudicial para nuestro cabello completo. Trata de utilizar agua tibia en esta zona, porque la caliente acrecienta la producción sebácea. Pelo grasoso seguro.

 

¿Más errores? "En el invierno usamos en exceso el secador de pelo, lo que incentiva la producción de sebo en el cuero cabelludo. También lo exponemos a cambios bruscos de temperatura: pasamos de ambientes secos calefaccionados a ambientes fríos y húmedos", añade Melina Symeonides.

 

¿Te lo lavas día por medio? Muchos recomiendan esta opción, pero la verdad es que varía caso a caso. A veces, si no te lavas, transpiras en la noche y queda ahí la suciedad y restos de células muertas. Pon atención.

 

La alimentación sana también influye en esta zona, así que –aunque el invierno nos invite a comer groseramente– comamos sano en pro del cabello perfecto, ¿o no? Se recomiendan alimentos que lo fortalecen, como las legumbres, verduras verdes, frutas, salmón y frutos secos.

 

A todas las restricciones que sufren las fumadoras, se suma ésta: al fumar se contraen los vasos sanguíneos –incluso del cuero cabelludo– disminuyendo las posibilidades de nutrición. Fatal.

 

También resulta importante mantenerse relajada, porque el estrés puede tensar esta zona o volverla más sensible, ya que genera radicales libres que modifican hasta el cuero cabelludo. Yoga, meditación, pensamiento positivo y muchos OM para soportar el mundo.

 

Los gorros son lindos, abrigan y pueden cambiar tu look, pero varía su uso. Esta parte de la piel se puede irritar con el frío, pero si abusas del accesorio en todos los lugares (casa, metro, calle), quizás comiences a transpirar, aumentando la grasitud.

 

En caso de aparición de caspa deberíamos usar productos de vanguardia, que incluyan principios activos que beneficien las defensas del cuero cabelludo, a la vez que ayudan a mantener la humectación necesaria.

 

Si al analizar tu cabeza te das cuenta que no es sólo sequedad, sino que también sufres de eczemas o psoriasis, acude a un especialista para que te indique productos especiales. Y no dejes de preguntarle si estos dejarán tu cabello opaco, para que te dé más opciones.

 

Un último tip para tu cabello: "Usar productos Leave-On (aceites o cremas que no necesitan enjuague) después del shampoo y acondicionador, que nos protejan del medioambiente y el calor del secador", recomienda Symeonides.