Belleza

Operación rescate piel y pelo: tips, productos y tratamientos anti resequedad

Que el fin del verano no signifique el término de tu belleza. Hay muchos trucos, productos y tratamientos que te ayudarán a devolverle a tu piel y cabello todo lo que se llevó el mar, el sol y el cloro de la piscina. Bienvenido refresh.

 

Imagen foto_0000002320130313125750.jpg

Por Karen Uribarri

A todas nos gusta vernos bronceadas y luminosas, pero cuando el sol comienza a marcharse, comenzamos a sentir la piel tirante, reseca, opaca. Y el cabello ya no se ve cool ni con estilo hippie chic si lo llevamos con las puntas partidas, tiesas y el color transformado por el cloro en un rojizo nada sentador.

Y es que el exceso de sol produce una serie importante de radicales libres, sustancias que afectan más que negativamente la sobrevivencia y preservación del ADN celular. Esto, además de producir la formación de las antiestéticas (y algunas peligrosas) manchas en la piel.

Por otro lado, las elevadas temperaturas algunas veces producen vasodilataciones, pudiendo provocar la aparición de pequeñas arañas vasculares. Y el cloro y aire acondicionado aumentan la sequedad de la piel y la descamación.

No debemos olvidar el pelo, que en estos momentos necesitará un cuidado extra, ya que suele haber sufrido bastante durante el verano.

Adiós a la piel reseca

Cuando nuestro cutis –y la piel en general– luce seco y opaco, sí o sí nos vemos mayores producto de la ausencia de lozanía. Eso es lo que provoca el verano y el exceso de sol, sal y cloro. "Los peores efectos en la piel después del verano son, a corto plazo, la deshidratación y el bronceado disparejo. A mediano y largo plazo, las manchas permanentes, arrugas y el cáncer de piel", advierte el presidente de la Sociedad Chilena de Dermatología, doctor José Patricio Hono.

Y como todas queremos lucir más jóvenes, pues entonces hay productos que se convierten en indispensables a la hora de recuperar tu rostro y cuerpo. "Inmediatamente después de la exposición solar debemos usar un gel o loción hidratante, y continuar su uso por a lo menos 1 mes después de terminada la exposición solar. Es deseable contar con el consejo de un especialista, porque no todas las lociones o cremas son igualmente útiles para todos los tipos de piel", aconseja Hono.

Entonces, una vez que tengamos claro nuestro tipo de piel y lo que ella necesita, el especialista recomienda invertir en una buena loción o crema hidratante, y seguir usando un buen filtro solar, adecuados al tipo de piel de cada una. Además, si queremos mejorar la luminosidad y textura de la piel, se aconseja usar cremas con ácido glicólico, que ayudan en esta labor. También existen cremas descontracturantes para disminuir las arrugas finas, y productos que aumentan en forma activa la hidratación de la dermis, lo que da un aspecto más joven a la piel.

¿Y qué hacemos con las arrugas o manchas que nos salieron por culpa de la exposición al sol? Idealmente, visitar a un especialista. Porque existen distintos tipos de manchas en la piel post verano. "Las más frecuentes se producen por un bronceado disparejo, ya sea por mala aplicación del protector solar o por tener zonas de piel seca o enferma que no pigmenta igual que la piel sana. Estas manchas irán 'desapareciendo' en la medida que desaparezca el bronceado del resto de la piel. Por otra parte, si aparecen manchas muy oscuras, que parecen lunares o de forma muy irregular, es aconsejable concurrir al dermatólogo para su evaluación. No se deben utilizar cremas desmanchadoras sin supervisión de un médico", advierte.

Los pies también sufren muchísimo, y aunque a partir de este mes es probable que ya comiences a guardar las sandalias y a cubrirlos, no debes dejarlos en segundo plano, ya que estarán seguramente más secos y deshidratados. Busca una buena crema de pies para recuperarlos e hidratarlos.

Sigue > >